AEDIVE participó en el II congreso de turismo sostenible EEST de Barcelona

IMG_0472El pasado 11 de marzo, AEDIVE participó en una mesa redonda sobre el futuro de la movilidad sostenible en los destinos turísticos, en el marco del II Congreso de eficiencia energética y sostenibilidad en el sector turístico EEST, que se celebró en Barcelona del 10 al 12 de marzo, organizado por la Generalitat de Cataluña, a través de la Dirección General de Turismo y el Instituto Catalán de Energía; el ayuntamiento de Barcelona; el Gremio de Hoteles de Barcelona; la Confederación Empresarial de Hostelería, Restauración y Apartamentos Turísticos de Cataluña; el Clúster de Eficiencia Energética de Cataluña y el Grupo Editorial El Instalador.

En su intervención, el director gerente de AEDIVE, Arturo Pérez de Lucia, destacó el papel que el vehículo eléctrico juega en el sector Turismo, que el año pasado supuso la visita a España de casi 65 millones de turistas.

“El impacto medioambiental de la industria turística es remarcable. Por un lado, por las emisiones directas e indirectas de CO2 que genera una industria intensiva en el uso de energía procedente, en su mayoría, de combustibles fósiles. Por otro, por las emisiones asociadas al transporte y movilidad de los turistas en entornos urbanos, pero también por el transporte de mercancías necesarias para prestar esos servicios”, señaló el gerente de AEDIVE, quien puso de relieve el valor que la movilidad eléctrica está aportando al turismo con modelos de negocio como el carsharing y el rent a car, pero también por la electrificación de las flotas de transporte como el taxi, que en Barcelona ya supera las 20 unidades y prevé un crecimiento mayor.

Junto con AEDIVE, participaron en esta mesa redonda representantes de las empresas Toyota, Respiro carsharing y Avant Grup, además de la plataforma LIVE del ayuntamiento de Barcelona.

Al margen de las oportunidades que el vehículo eléctrico puede suponer para los establecimientos hoteleros y turísticos a la hora de destacar frente a su competencia con soluciones de movilidad eléctrica para sus clientes, el vehículo eléctrico puede ayudar a mejorar la huella de carbono de estos establecimientos a través de las empresas suministradoras de productos y servicios (alimentación, lavandería, mensajería..) que utilicen en sus flotas vehículos eléctricos, comentó Pérez de Lucia.