MUBIL, para hacer de Gipuzkoa un referente industrial en movilidad eléctrica

MUBIL, para hacer de Gipuzkoa un referente industrial en movilidad eléctrica

Tras una inversión de 19,3 millones de euros, el Centro de Electromovilidad de Gipuzkoa se materializará en 2021

La Diputación de Gipuzkoa ha presentado esta mañana MUBIL, el Centro de Electromovilidad de Gipuzkoa, un proyecto que busca convertir al territorio –así como a Euskadi en su conjunto– en referente industrial a nivel internacional en movilidad eléctrica y almacenamiento de energía. El centro se ubicará en el polígono Eskuzaitzeta de Zubieta, en Donostia, un entorno que se configurará con la vocación de convertirse en un polo de innovación y de conocimiento ligado a la electromovilidad, cuyo epicentro será la infraestructura presentada hoy. Un proyecto que, tal y como han destacado sus promotores, nace con el objetivo de favorecer la colaboración entre Administración, empresas y agentes del sector, para generar conocimiento avanzado, nuevos desarrollos tecnológicos y nueva actividad económica.

En la presentación realizada esta mañana en Tabakalera ante más de un centenar de representantes de la industria guipuzcoana, el diputado general, Markel Olano, ha recordado que la creación de este centro de referencia persigue “sumar” a la estrategia de especialización inteligente en marcha en Euskadi. En un acto en el que ha compartido escenario con el alcalde de Donostia, Eneko Goia, y la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, Olano ha destacado que Gipuzkoa cuenta con “importantes fortalezas industriales en el campo del transporte urbano y de los componentes de automoción”, así como “centros tecnológicos excelentes y referentes a nivel internacional” en ámbitos como el almacenamiento de energía, la electrónica de potencia y la maquinaria eléctrica.

En un entorno global en el que multinacionales, ciudades y países enteros están realizando sus apuestas industriales en este campo, el diputado general ha animado a las empresas del territorio a “colaborar” para generar más valor y más actividad en la industria ligada a la electromovilidad y el almacenamiento de energía “si queremos seguir siendo competitivos como país”. MUBIL, precisamente, nace con la vocación de “generar espacios de cooperación” entre distintos agentes y “multiplicar la capacidad de innovación” con la que contamos, siempre basándose en valores de “excelencia, especialización y colaboración”. “Solamente así conseguiremos abordar uno de los desafíos que tenemos hacia el futuro y aprovechar el territorio de oportunidad que genera la expansión de la electromovilidad”, ha destacado.

“Ante el cambio de paradigma que supone la movilidad eléctrica, queremos apoyar a nuestra industria a la hora de afrontar dicha transformación. Debemos desarrollar el potencial con el que contamos, generando sinergias entre todos los agentes que ya trabajan en el sector”, ha resumido.

Apoyo institucional

El proyecto MUBIL se ha ido trabajando en el marco del programa Etorkizuna Eraikiz de la Diputación y se trata de una actuación contemplada en la Estrategia de Movilidad Sostenible de Gipuzkoa acordada y presentada en septiembre de 2017 por cerca de 40 empresas, centros, asociaciones e entidades públicas del sector. Su materialización cuenta con el impulso de la Diputación de Gipuzkoa y con el apoyo del Ayuntamiento de Donostia y del Gobierno Vasco mediante el Ente Vasco de la Energía.

El alcalde donostiarra, Eneko Goia, ha destacado los esfuerzos de la capital guipuzcoana por complementar el transporte ferroviario y el autobús para generar “una oferta eficaz de transporte público que saque a los vehículos privados del centro” de la ciudad. “San Sebastián es socio clave para las empresas del sector en el territorio, que son punteras a nivel mundial: somos sede de varias de sus centrales o filiales, o trabajamos en estrecha colaboración con ellas y los centros tecnológicos”. Por ello, ha destacado que la ubicación de la sede del Centro de Electromovilidad en Donostia “refuerza la apuesta de la capital donostiarra por ser una ciudad de investigación e innovación”.

“Todo esto es posible desarrollarlo en Donostia porque, entre otras cuestiones, dispone de una red de transporte público en autobús totalmente innovador, con reconocido prestigio nacional e internacional y por ser una de las ciudades europeas con el índice de utilización más alto en relación a la población de la ciudad”, ha apuntado.

Un laboratorio de ensayos, espacio neurálgico del centro

El Centro de Electromovilidad de Gipuzkoa generará y desarrollará conocimiento, así como iniciativa innovadora en lo relativo a la movilidad eléctrica y el almacenaje de energía. En él confluirán empresas, centros de conocimiento y administraciones; su misión no será otra que generar recursos y aglutinar las capacidades del territorio que propicien que Gipuzkoa y Euskadi sean “un referente industrial en movilidad eléctrica en el panorama internacional”.

Se tratará de una infraestructura al servicio de las empresas, gestionada por una fundación pública que se constituirá en los próximos meses. Se prevé que las obras arranquen el año que viene y el centro esté en marcha en julio de 2021. Todo ello supondrá una inversión de 19,3 millones –la mitad en equipamientos y la otra mitad en la compra, reserva y acondicionamiento de los terrenos–, compartidos entre el Gobierno Vasco a través del EVE, la Diputación de Gipuzkoa y el Gobierno de España.

El centro MUBIL se ubicará en Eskuzaitzeta, donde ocupará un total de 5.350 metros cuadrados. Un laboratorio de ensayos en almacenamiento de energía será el corazón del centro (4.450 m2), al que podrán acceder empresas y centros tecnológicos y de conocimiento de manera individual o consorciada para el desarrollo de investigaciones y productos de electromovilidad y almacenamiento. Atenderá especialmente a las tecnologías y capacidades en infraestructuras de recarga e integración y testeo del vehículo eléctrico. Se están analizando las necesidades de las siguientes fases de la cadena de valor para definir qué otras instalaciones puedan ser de interés para las empresas del sector, siempre adaptadas a distintos tamaños de vehículos y a las necesidades de privacidad y secreto industrial de los usuarios.

En segundo lugar, el Centro contará con un espacio dedicado al conocimiento y al talento, que actúe como observatorio global de las últimas tendencias del sector y apoye la formación de los nuevos perfiles técnico-profesionales  que demande la transformación de la movilidad. En tercer lugar, MUBIL contará con un núcleo para el impulso del emprendimiento y de nuevas iniciativas empresariales. Por último, se ofrecerá una atención personalizada a empresas y centros para que estos puedan testear sus productos a lo largo y ancho de Gipuzkoa, convirtiendo el territorio en un auténtico Living Lab de la electromovilidad.

Además, en torno al centro, se reservará una superficie de 48.000 metros cuadrados con vocación de atraer actividad empresarial que genere un polo de innovación y de producción industrial ligada a la electromovilidad.

“Contamos con relevantes capacidades tecnológicas, talento, cultura emprendedora, recursos productivos, posicionamiento internacional y cultura industrial para aprovechar esta oportunidad. La electromovilidad debe erigirse en una palanca para seguir promoviendo la competitividad de nuestra industria cara al futuro”, ha concluido el diputado general.

Add Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *