AEDIVE participó en la jornada “claves de la movilidad eléctrica en Aragón”

Aprovechando la celebración de la I Semana de la Energía de la Provincia de Zaragoza, AEDIVE fue invitada a participar en la jornada “Movilidad eléctrica sostenible, claves para el futuro en Aragón”, organizada por el Grupo educativo zaragozano San Valero, que además de disponer de una flota de cuatro vehículos eléctricos, participa a través de su fundación en “e-Mobility works”, un proyecto europeo en el marco del programa IEE (Intelligent Energy  Europe) que busca la integración de la movilidad eléctrica en los municipios europeos a través de la creación de redes locales de municipios y empresas y del desarrollo e implementación de planes de acción para la implantación de la electromovilidad en esos municipios.

La jornada contó con la participación como ponentes, además de AEDIVE, de César Romero, director general de Grupo San Valero, quien desgranó las líneas del proyecto e-Mobility works; Javier Celma, Director de la Agencia de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, y los emprendedores Luis Jaime Gómez y Andrés Hernández, que han puesto en marcha el proyecto RoburLand, que basa su modelo de negocio en el turismo rural sostenible con vehículos eléctricos.

Por parte de AEDIVE, su director gerente, Arturo Pérez de Lucia, quien llegó a la jornada desde la estación del AVE -y posteriormente regresó- en el taxi eléctrico que presta servicio en Zaragoza, expuso la realidad de un sector que está creciendo notablemente en el ámbito de las flotas profesionales, tanto municipales como de servicios urbanos, de logística de última milla, de asistencia técnica y domiciliaria y en el transporte público urbano, con ejemplos notables como el de Barcelona, donde ya presta servicio un autobús urbano 100% eléctrico de 12 metros y en 2015 se elevará la cifra a 3, más otros 2 de 18 metros, y donde ya existe una flota de más de 20 taxis eléctricos circulando por las calles de la ciudad Condal.

Asimismo, el representante de AEDIVE abogó por la necesidad de que las ciudades se impliquen de forma más decidida en el impulso al vehículo eléctrico, aplicando medidas que no tienen por qué suponer un desembolso económico pero sí ventajas competitivas en la adquisición de vehículos cero emisiones, y por la obligatoriedad de exigir en los pliegos de contratación de vehículos municipales que éstos sean ecoeficientes. Asimismo, comentó la necesidad de que las marcas de automoción que han apostado por la movilidad eléctrica mantengan el impulso y lo intensifiquen con campañas de comunicación que lleguen al público general para normalizar la movilidad eléctrica en la ciudadanía.

Celma, por su parte, destacó que en diciembre de 2013, la ciudad de Zaragoza redujo casi un 20% las emisiones de CO2 respecto a 2005, merced a las políticas medioambientales que el ayuntamiento ha puesto en marcha en los últimos años y que han hecho que la capital aragonesa ocupe el quinto puesto en la lista sobre la mejor gestión de la energía o la movilidad. Aun así, destacó la necesidad de apostar por medidas más sostenibles aún, que en materia de movilidad pasan por un transporte de emisiones más reducidas donde la hibridación y la movilidad eléctrica tiene  un papel importante, si bien abogó por la necesidad de que las empresas apuesten por impulsar partenariados público-privados, ya que es en el ámbito empresarial donde existen los recursos económicos que permitirán llevar a buen puerto este tipo de proyectos.

La jornada contó con una exposición paralela de vehículos eléctricos

Sobre el e_Mobility Works
e_Mobility Works es un proyecto que involucra a 12 socios de 9 países (Austria, Alemania, Italia, Grecia, Finlandia, Estonia, Rumanía, Eslovenia, Bélgica y España) y coordinado por la Agencia de la energía de Graz (Austria). Con una duración de 30 meses, de marzo de 2014 a agosto de 2016, y con un presupuesto total de 1.614.163 euros, el proyecto tiene como áreas de actuación dentro de España tres municipios en Aragón y La Rioja, donde la Fundación San Valero ofrece asesoramiento y colaboración para el diseño e implantación de los planes de acción.

Romero comentó que los principales resultados esperados del proyecto, a rasgos generales, son la participación de 108 empresas, 12 en España; la circulación de 400 nuevos vehículos eléctricos, 70 de ellos en España; 130 nuevas estaciones de recarga, 15 de ellas en España, y el desarrollo de una red de recarga de vehículos eléctricos empleando energías renovables como fuente generadora.

Sobre RoburLand
Gómez y Hernández explicaron qué es RoburLand, un proyecto que aúna turismo, tecnología, comunicación, movilidad y formación y que surge de la visión de estos dos emprendedores que pretenden impulsar la movilidad eléctrica desde Teruel hacia Europa o como ellos mismos definen, una forma nueva de conectar orígenes con un destino.

El eje sobre el que pivota el proyecto, y que tiene en Teruel el laboratorio viviente de la experiencia, es el turismo rural, que cada vez cuenta con más adeptos y que implica una movilidad con vehículos que permita llegar a lugares y emplazamientos en los que poder realizar actividades de ocio.

La herramienta para ello es la utilización de vehículos no contaminantes, en coherencia con la esencia de este tipo de turismo que aboga por la defensa y protección del medio ambiente, y apostando por la alimentación de los vehículos eléctricos con energías renovables en lo que denominan Tiempo de Espera en Carga, que permite la recarga mientras los usuarios llevan a cabo sus actividades de ocio.