La app de guppy cuenta más de 4.500 usuarios registrados en tres meses de actividad

La app de guppy cuenta más de 4.500 usuarios registrados en tres meses de actividad

La sociedad española ha cambiado mucho en los últimos años. Cada vez más, las preferencias de los españoles se dirigen hacia la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente. Esto tiene su reflejo en muchos ámbitos, como por ejemplo en el de la movilidad. El sector de alquiler de coche en Gijón, como en otras ciudades, muestra un incremento de las reservas de modelos eléctricos, más respetuosos con nuestro entorno.

Desde que el pasado 1 de agosto se pusiese en marcha guppy, el primer servicio de carsharing de Asturias, la aplicación que gestiona estos coches eléctricos ha superado los 4.500 registros de usuarios. Esta es sólo una de las cifras positivas que la empresa ha recogido en tres meses de actividad. Durante este tiempo, han registrado 12.700 viajes, que suman una distancia recorrida total de 100.000 kilómetros.

Uno de los factores que inciden en este crecimiento estadístico es que tener un coche en propiedad ya no se ve como algo necesario, en parte por esa concienciación medioambiental. Respecto a esto, la Agencia Europea de Medioambiente (AEMA) detalló en 2018 que los vehículos que circulan por las carreteras son una de las principales fuentes de contaminación atmosférica en Europa, y también en España.  Sin embargo, la percepción general del transporte público en nuestro país lo considera no lo suficiente cómodo y fiable como para abandonar el uso de los coches; lo que incentiva otro tipo de medios de transporte o de alternativas más ecológicas como los coches eléctricos.

Esta situación ha derivado en un cambio de modelo basado en el concepto de movilidad eléctrica, en el que Asturias destaca debido al acuerdo entre guppy y EDP.

¿Cómo son los guppys?

Los vehículos guppy son 100% eléctricos, por lo que no emiten CO2 y tienen una autonomía real superior a los 200 kilómetros. Se trata de coches en los que cinco ocupantes pueden desplazarse cómodamente. Además, la compañía incluye un asiento elevador en toda la flota para que las familias puedan utilizar el servicio cuidando al mismo tiempo el entorno y la seguridad de los más pequeños. Este alzador se encuentra en los propios guppys, bien sea sobre los asientos traseros o en el maletero. Se trata de elevadores de los grupos II y III, indicados para niños que pesen entre 15 y 36 kilos.

Algo que tiene mucha importancia en el éxito de guppy es la usabilidad de su aplicación. Tras un proceso de alta que no lleva más de cinco minutos, la propia app muestra los automóviles cercanos a nuestra ubicación y el estado de carga de éstos, que se realiza desde las propias instalaciones de guppy para facilitar el proceso para los clientes. Si durante el tiempo en el que tenemos alquilado el coche necesitamos recargar, podemos utilizar uno de los más de 60 puntos que EDP tiene operativos en Asturias.

La iniciativa viene respaldada por el Grupo Junquera, que con guppy ha puesto en marcha el primer servicio de carsharing de Asturias y en este breve periodo de tiempo ha tenido una gran aceptación entre los usuarios de coches de alquiler. Su aplicación ha sido desarrollada en exclusiva para el proyecto y está disponible para Android e iOs. Hasta ahora, ha registrado más de 7.200 descargas.

Desde guppy han desarrollado además un sistema de analítica y optimización de flota a través de análisis de datos propios, lo que favorecerá la movilidad sostenible, mejorando la disponibilidad de coches y plazas para sus clientes.

Otro de los factores que diferencian a guppy es su modelo de facturación. Si bien los servicios de carsharing habitualmente lo hacen por minutos, los promotores de este servicio han apostado por dar un plus al cliente y adaptarse a la realidad de la región, facturando por kilómetros. Con esto le quitan al usuario la preocupación del cobro por tiempo de alquiler. Esto ayuda a que el cliente sepa con antelación lo que le va a costar el viaje y, sobre todo, a evitar conducciones indebidas, con prisa, ansiedad ante un atasco, favoreciendo una movilidad más segura.

¿Cuáles son las ventajas del carsharing?

Entre las ventajas de este servicio de coche compartido está su disponibilidad, los usuarios pueden utilizarlo las 24 horas de los 365 días del año. También es un servicio económico, por el que se paga solo por lo kilómetros recorridos, más una pequeña cuota por tener el coche en stand by, es decir, utilizándolo, pero sin estar circulando, por ejemplo, aparcado mientras realizamos unas compras.  Para eso guppy cuenta con más de 60 plazas reservadas repartidas por puntos estratégicos de la región como el aeropuerto, el Campus del Cristo en Oviedo, Fomento y Los Fresnos en Gijón e Intu Asturias en Siero.

Por otro lado, este modelo se presenta como una buena alternativa a tener un segundo coche con el que solventar las rutinas del día a día. Poder alquilar un coche de manera puntual cubriría las necesidades de muchas familias que requieren un vehículo para desplazarse al trabajo, llevar los niños al colegio, etc. sin tener que afrontar los gastos de un coche en propiedad como el seguro o el mantenimiento.

El objetivo de los responsables de la idea es popularizar el carsharing sostenible y que, en el futuro, sean estos coches no contaminantes los principales ocupantes de las carreteras.