Bender celebra su 75 aniversario

Bender celebra su 75 aniversario
Recientemente la familia Bender ha inaugurado la celebración de su 75 aniversario a través de un evento online a nivel mundial que ha marcado un nuevo capítulo en la historia de la empresa. A dicho evento fueron invitados todos los empleados del grupo Bender.

Sólo hay una manera de demostrar que se puede y es haciéndolo“ – este fue el lema de Dietrich Christian Bender, hijo de Walther Hans Bender, inventor del ISOMETER® y fundador de la empresa, lema que le guió a lo largo de sus 40 años de gestión. Así, sentó las bases de una empresa que hoy en día sigue creciendo y operando con éxito a nivel mundial.

En 1946 Walther Hans Bender fundó una ingeniería en Grünberg. El elemento principal de su empresa fue la invención del primer vigilante de aislamiento a nivel mundial, por el que previamente había recibido la patente en 1942. En la actualidad, Bender es una empresa familiar de cuarta generación que sigue desarrollando productos innovadores y ofreciendo servicios de vanguardia en lo que a seguridad eléctrica se refiere.

Con filiales en Europa, América, África y Asia y cerca de 1.100 empleados en más de 70 países, Bender trabaja día a día para supervisar fallos en instalaciones eléctricas y detectarlos en una fase temprana con el fin de evitar paradas costosas e indeseadas.

La empresa considera que ésta sigue siendo su misión para el futuro y, particularmente, la de seguir ofreciendo soluciones inteligentes que permitan a las personas y a las máquinas gestionar la electricidad de manera segura. El aniversario marca también otro hito en cuanto a valores se refiere: la comunicación entre iguales, respeto mutuo y una forma de actuar en comunidad resultan los elementos indispensables en el conjunto de valores de la empresa.

Esto supone también la responsabilidad social que forma parte del ADN de la empresa y refleja el pensamiento y el comportamiento del fundador de la misma que siempre se preocupó por las necesidades de los demás. Comprometidos con esta actitud tan humanitaria, Bender apoya activamente en Etiopía el centro de menores y centro formativo „SELAM“. El objetivo de Bender es proporcionar a 20 jóvenes una formación en materia de electricidad que les permita obtener una cualificación profesional. Bender agradece de antemano a todas aquellas personas que quieran colaborar en este proyecto que detallaremos en breve.