El objetivo de BMW: Duplicar la autonomía de sus eléctricos para 2030

El objetivo de BMW: Duplicar la autonomía de sus eléctricos para 2030
  • La marca alemana ya trabaja en unas instalaciones avanzadas para mejorar notablemente su tecnología de baterías

Los fabricantes automovilísticos que han apostado por introducir la electrificación en su gama están en continuo desarrollo de la tecnología necesaria que les permita ofrecer a los clientes unos vehículos eléctricos más eficientes y con un rango de uso mucho mayor que el actual. En este sentido, BMW se ha puesto un objetivo de cara al 2030 que pasa por duplicar la autonomía de todos sus productos ecológicos.

El doble de densidad energética

Para conseguirlo la marca alemana ha construido un centro tecnológico al que denomina Centro de Competencia de Alta Tecnología de Múnich, el cual ya te presentamos el pasado año mediante un vídeo en el que podíamos descubrir algunos de los secretos de la tecnología de baterías de BMW. Los más de 200 profesionales que trabajan en estas instalaciones, cuya construcción ha supuesto una inversión de 200 millones de euros, lo hacen con el objetivo de duplicar la densidad de energía de las celdas de cara a la próxima década.

Esto hará que todos los vehículos eléctricos de la marca puedan ofrecer el doble de autonomía manteniendo los estándares de calidad. En palabras del presidente del consejo de administración de BMW, Oliver Zipse: “Este centro coloca a BMW en una posición envidiable, ya que, tomando como base la tecnología actual del i3, en 2030 podrá duplicar la densidad de energía de las celdas de batería y, por tanto, también la autonomía de sus vehículos.”

Tecnología de vanguardia

En el centro tecnológico se controla y analiza toda la cadena de valor de las celdas de batería, desde la investigación y el desarrollo hasta la composición y el diseño de las mismas. También se comprueba su idoneidad para la fabricación a gran escala, sin perder de vista el reciclaje, pues es una parte intrínseca en todos los procesos. “La tecnología de celdas de batería es un factor clave en el éxito de la estrategia del grupo en vehículos eléctricos, ya que influye tanto en el rendimiento operativo como en los costes de las baterías. Nuestra inigualable experiencia en toda la cadena de valor asegura que siempre estemos a la vanguardia de la tecnología”, comenta Zipse.

Recordemos que el BMW i3 cuenta con una batería de 42,2 kWh de capacidad que permite recorrer unos 285 kilómetros de autonomía, según el protocolo WLTP. La potencia del motor eléctrico varia pues hay una versión de 170 y otra de 184 CV, mientras que la aceleración de 0 a 100 km/h es de 6,9 segundos, para la versión más potente.