Skip to content

El 85% de los españoles considera insuficientes los nuevos servicios de micromovilidad para su día a día

La segunda entrega de la I Encuesta de Movilidad de Northgate Renting Flexible desvela que el 53% de los encuestados utiliza el coche de uso privado diariamente para trabajar y casi un 50% lo prefiere frente al transporte público

Según este estudio, un 44% de los encuestados señala como principal razón que los servicios de micromovilidad no son suficientes para cubrir sus necesidades de desplazamiento diarias

Actualmente, el 55% de las personas en el mundo vive en ciudades, pero según un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en 2050 esta cifra aumentará al 70% de la población[1]. Ante este paradigma, la movilidad urbana ha ido transformándose en los últimos años para conseguir que el transporte y los desplazamientos sean más eficientes, sostenibles y adaptados a las necesidades de los ciudadanos.

En los últimos tiempos, se han desarrollado nuevos servicios de transporte innovadores, como los vehículos compartidos, patinetes o bicicletas eléctricas, que tratan de responder a estas demandas sociales, copando las aceras y las plazas de aparcamiento de las grandes metrópolis. Pero, ¿es suficiente para cubrir todas las necesidades? No para gran parte de los españoles. Según la segunda entrega de la I Encuesta de Movilidad[2] de Northgate Renting Flexible, empresa líder en renting flexible de vehículos, el 85% de los encuestados considera que los nuevos servicios de movilidad tales como carsharing, patinetes eléctricos o bicicletas públicas son insuficientes para poder desplazarse en su día a día, aunque pueden ser beneficiosos en momentos puntuales.

Entre las principales razones destaca que estos servicios no cubren en exclusiva sus necesidades de desplazamiento (44%). Si nos fijamos en la zona geográfica, los que en mayor medida consideran insuficientes estos servicios son los gallegos (93,3%), castellano manchegos (93,3%), cántabros (92,5%) y asturianos (92,5%).

 

El 53 % de los encuestados utiliza el coche para trabajar

Ante esta coyuntura, el transporte público podría perfilarse como una alternativa de movilidad. Sin embargo, el 27% de los ciudadanos encuestados consideran que el transporte público en sus ciudades es insuficiente o tiene mala conexión. Esta necesidad afecta principalmente a aquellos residentes en las comunidades autónomas de Murcia (35%), Cantabria (32%) y Canarias (30%). Además, casi el 50% de los encuestados señala que prefieren optar por un vehículo de uso particular frente al transporte público porque tardan menos en llegar (24,5%), sobre todo en Baleares (47,5%) y

Madrid (37%), o porque es más cómodo (23,3%), mencionado mayormente en Canarias (43,3%). Y en cuanto a los taxis y VTCs, el 14% lo ve como una alternativa de movilidad.

En línea con estos resultados, la encuesta muestra que más del 95% de los encuestados con carnet de conducir se desplaza en coche de uso privado en su día a día. Un 53% señala que lo necesita diariamente para trabajar, siendo los ciudadanos murcianos (35%) y canarios (30%) los que en mayor medida consideran imprescindible utilizar el coche para acudir a su oficina. Por otro lado, un 42,5% indica que lo utiliza para sus desplazamientos habituales como hacer la compra o ir al médico y, además, un 40% de los encuestados afirman que lo emplean para su ocio. Tan sólo un 3,1% de los conductores declaran no necesitar habitualmente el vehículo.

 

Micromovilidad para momentos puntuales, coche particular para el día a día

Por lo tanto, las conclusiones que se desprenden de este estudio son que los servicios de micromovilidad y en algunos casos el transporte público podrían ser suficientes para desplazamientos o situaciones puntuales, pero no son suficientes para cubrir necesidades de desplazamiento diarias, de manera más acentuada en algunas comunidades autónomas. Esta situación, sumada a la crisis de los semiconductores, que ha provocado la falta de stock de vehículos nuevos, ha favorecido la mayor demanda y consolidación  de otros servicios de movilidad como el renting flexible. Sin ir más lejos, el sector del renting de vehículos cerró 2021 con más de 260.000 unidades matriculadas, representando un crecimiento de casi el 25% sobre el año anterior, según la AER.

Y es que ante un contexto lleno de incertidumbres, tanto económica como sanitaria, son muchos los ciudadanos que han optado por soluciones flexibles que se adapten mejor a sus necesidades. Según la encuesta, el 63% de los españoles asegura que la principal razón que más les atrae a la hora de optar por el renting flexible es la despreocupación por todo lo relacionado con el vehículo como los gastos de mantenimiento o el seguro. Y el hecho de que no haya permanencia en esta modalidad y poder cancelar sin penalización también agrada al 44% de los encuestados.

Según Eduardo González de la Rocha, Director Comercial y de Marketing de Northgate Renting Flexible, “La  existencia de diferentes servicios de movilidad es clave para cumplir con todas las necesidades de los ciudadanos. La micromovilidad es una interesante opción para momentos concretos, permitiendo descongestionar las ciudades, pero para muchos ciudadanos, acceder a un coche de uso privado sigue resultando imprescindible. Teniendo en cuenta también la incertidumbre que rodea a la fabricación de vehículos nuevos, otras opciones como el renting flexible se están convirtiendo en una solución para empresas y particulares que utilizan el vehículo para sus desplazamientos diarios y no quieren ataduras a un vehículo en propiedad”.

Te esperamos en el VI Congreso Europeo del Vehículo Eléctrico