Skip to content

Powerdot duplica su inversión en España en 2023 con 13 millones de euros

  • Los fondos se destinarán principalmente a la instalación de nuevos puntos de recarga por toda la geografía nacional y a la ampliación del equipo

  • La compañía cerró 2022 con 950 puntos de carga contratados en el mercado español y esperan que más de 700 estén operativos a finales de este año .

  • A medio plazo, su objetivo es alcanzar los 19.000 en 2025 en los 6 mercados en los que tiene presencia actualmente con una inversión total que ascenderá a 300 millones de euros aproximadamente

Powerdot, uno de los OPC (operador de puntos de carga) con mayor crecimiento en Europa que centra su área de actuación en espacios públicos, continúa con su estrategia de crecimiento y consolidación y duplicará su inversión en España en 2023 con 13 millones de euros. Los fondos se destinarán principalmente a la instalación de nuevos puntos de recarga por toda la geografía nacional y a la ampliación del equipo.

La compañía cerró 2022 con 950 puntos de carga contratados en el mercado español y esperan que más de 700 estén operativos a finales de este año. Asimismo, pretenden incrementar su equipo de 100 personas a más de 180 profesionales a nivel global. A medio plazo, su objetivo es alcanzar los 19.000 en 2025 en los 6 mercados en los que opera actualmente (España, Portugal, Francia, Bélgica, Polonia y Luxemburgo) con una inversión total que ascenderá a 300 millones de euros aproximadamente.

Luís Santiago Pinto, cofundador y CEO de Powerdot, explica que “aunque hoy en día Portugal es el país en el que tenemos una mayor presencia, estamos inmersos en un proceso de fuerte expansión internacional, por lo que es natural que grandes países como Francia, España y Polonia acaben imponiéndose y creciendo rápidamente. No obstante, aún queda mucho trabajo por hacer en términos de densificación de la red de cargadores y ese crecimiento dependerá también en gran medida de las oportunidades y del grado de madurez de la movilidad eléctrica en cada mercado».

Por su parte, Laura Goncalves, general manager de Powerdot para España, señala que “el mercado español tiene un gran potencial de crecimiento, pero es imprescindible el apoyo institucional para acelerar la adopción de la movilidad eléctrica. Todavía estamos lejos de conseguir los objetivos marcados por la Unión Europea, no solo en cuanto al número de cargadores, sino también en cuanto al emplazamiento de los mismos en los espacios de acceso público”.

“CARGA EN DESTINO”: UN NUEVO ENFOQUE PARA ACELERAR LA MOVILIDAD ELÉCTRICA

Powerdot surgió con el objetivo de instalar cargadores en espacios públicos donde «la gente pasa más tiempo», evitando desvíos en las rutas diarias de los usuarios. En este sentido, la empresa explora el concepto de “carga en destino” o “Destination Charging”, asociando la recarga de vehículos a los requerimientos de los consumidores y permitiéndoles cargar su coche mientras se hospedan en un hotel, están en un centro comercial o comiendo en un restaurante.

“Es fundamental centrar el debate en la necesidad de ver dónde están los puntos de recarga, no en su cantidad. No se trata de cambiar el comportamiento diario de la gente, sino de colocar puntos de recarga en espacios estratégicos adaptándolos al día a día del usuario y facilitando así la evolución hacia la movilidad sostenible. Queremos que las personas puedan cargar sus coches con la misma facilidad con la que recargan sus teléfonos”, recalca Goncalves.

Por esta razón, el modelo de negocio de Powerdot se basa en que los partners sólo tienen que asegurar el espacio y la compañía invierte, instala y opera los puntos de recarga sin coste alguno para los propietarios del sitio.

Actualmente, la infraestructura española sigue siendo muy deficitaria. Según el último Barómetro de la Electromovilidad de la patronal de fabricantes Anfac, los puntos de recarga pública se cifran en 16.565 frente a los 45.000 previstos por el sector para encaminarnos a la democratización de la movilidad eléctrica.