Movelco comercializará los cargadores inteligentes de Charge Amps para particulares y empresas

Charge-Amps-39

Gracias a este acuerdo, Movelco ya ofrece tanto para sus clientes de empresa como para residencial a través de su tienda online los cargadores de la prestigiosa firma sueca, cuyos puntos de recarga están presentes en 35 países de todo el mundo, con un crecimiento que, sólo en 2021, fue del 150%.

El secreto del éxito de los cargadores de Charge Amps está en que son la prueba inequívoca que el cuidado diseño y la más sofisticada tecnología no están reñidos con la robustez y resistencia. “Combinamos inteligencia con sencillez y robustez con estilo y diseño”, subraya Henrik Bergman, Director Regional para España y Portugal de la Charge Amps.

“Huimos del típico cargador de plástico al que muchas personas están acostumbradas, y buscamos fabricar algo bonito pero que, al mismo tiempo, si le das un buen golpe no pasa nada”, resume, de forma coloquial y muy gráfica, Bergman.

Para el directivo sueco, la alianza con Movelco es muy importante para poder llegar “a empresas serias, de calidad, con un enfoque muy claro de electrificación de los vehículos, aportando en ese camino hacia la sostenibilidad y la descarbonización”.

En esta línea, el CEO de Movelco, Rubén Blanco, destaca las cualidades de poder ofrecer a los clientes “un cargador inteligente, que se maneja desde una App en el móvil, permitiendo a nuestros clientes optimizar al máximo el gasto energético y que, al mismo tiempo, es resistente ante cualquier percance”.

Los cargadores de Charge Amps están diseñados para cubrir tres segmentos de mercado: residencial, empresas y lo que se llama “carga en destino”, es decir, lugares de acceso público donde el vehículo eléctrico permanecerá estacionado, tales como hoteles, centros comerciales, parkings, o incluso restaurantes. Al final, 80% de la carga de los coches eléctricos se hace en estos entornos.

Este tipo de destino constituye un cliente prioritario para Movelco, puesto que la empresa de movilidad ofrece soluciones específicas para estos negocios, que engloban asesoramiento previo, proyecto –si fuese necesario–, instalación de puntos de recarga, puesta en marcha, e incluso gestión de carga, algo que es perfectamente factible con los cargadores inteligentes de Charge Amps.

Por eso, para Blanco, este acuerdo es una “alianza perfecta, que nos permitirá sumar sinergias ante este tipo de cliente que demanda, cada vez más, estas soluciones, al ver cómo está creciendo exponencialmente su público usuario de vehículos eléctricos”.

Henrik Bergman subraya, además, la garantía que supone para la compañía sueca el hecho de que Movelco sea “una pieza de un gran grupo como Recalvi, con presencia y prestigio en todo el tejido del mundo de la automoción de toda la geografía de España y Portugal”. “Desde Charge Amps, añadimos una oferta diferenciadora al Grupo Recalvi”, concluye.
 

BYD presenta su plataforma eléctrica de 800 voltios basada en las baterías Blade

Nueva e-platform 3.0 de BYD, presentada en el Salón del Automóvil de Shanghái, basada en un sistema eléctrico de 800 voltios y las baterías Blade de litio-ferrofosfato
El fabricante chino contará con una plataforma eléctrica basada en un sistema de 800 voltios que empleará las baterías Blade, con celdas de gran volumen y función estructural, que será la base de su próxima generación de vehículos eléctricos de alto rendimiento e inteligentes

El Salón del Automóvil de Shanghái ha sido el escenario que BYD ha elegido para presentar su nueva arquitectura para coches eléctricos capaz de implementar sistemas de 800 voltios. La BYD’s e-platform 3.0 se basa las nuevas baterías Blade desarrolladas también por el fabricante chino, que presumen de un alto rendimiento y una gran autonomía ya que puede llegar a alcanzar hasta los 1.000 kilómetros. BYD tiene la intención de ofrecer esta plataforma a otros fabricantes para que puedan desarrollar a partir de ella sus propios modelos.

La electrificación está obligando a los fabricantes a tomar una decisión crucial para su futuro: optar entre plataformas eléctricas o plataformas multitecnología. Con el tiempo, parece que la primera opción está imponiéndose a la segunda. Incluso los que defendían las plataformas capaces de albergar cualquier tipo de tecnología, están reconociendo que una plataforma eléctrica es mucho más aprovechable, sobre todo ahora, que el coche 100% eléctrico parece que se impone como la tecnología del futuro.

E-platform 3.0 de BYD

BYD es el último de los fabricantes que ha anunciado una arquitectura pensada para desarrollar sobre ella únicamente coches eléctricos. Esta plataforma eléctrica será la base sobre la que se desarrollará la próxima generación de vehículos eléctricos de alto rendimiento e inteligentes de la marca. El fabricante chino afirma que ofrece cuatro características que se convierten en sus principales ventajas: inteligencia, eficiencia, seguridad y estética. Además, los costes de producción de los vehículos eléctricos que la empleen como base se reducirán a medida que los componentes principales se estandaricen e integren con la plataforma.

Según indica BYD, recientemente ha desarrollado numerosos módulos que son clave para el sistema de accionamiento eléctrico que se incluirá en la plataforma. Estos componentes deben ser más pequeños, más ligeros, más potentes y más eficientes. Así, por ejemplo, el módulo de accionamiento 8 en 1 debería ser capaz de lograr una eficiencia del 89%. Según BYD, un coche eléctrico basado en esta plataforma solo necesita 2,9 segundos para pasar de 0 a 100 km/h y podrá viajar hasta 1.000 kilómetros con una sola carga de batería.

La plataforma permitirá la carga ultrarrápida, gracias a que es capaz de implementar sistemas eléctricos de 800 voltios, aunque BYD no menciona la potencia de carga exacta a la que podrá llegar. Tan solo afirma que se podrán cargar 150 kilómetros en cinco minutos. Sin embargo, esta cifra debe tratarse con precaución, ya que en China tanto el consumo de energía como la autonomía todavía se especifican de acuerdo al obsoleto ciclo de homologación NEDC, que no es comparable con el nuevo WLT, que da cifras significativamente superiores en consumos e inferiores en autonomía.

La e-platform 3.0 está equipada de serie con una nueva tecnología de bomba de calor sobre la que el fabricante no ha entrado en detalles en el comunicado de prensa. Tan solo afirma que permitirá que, en invierno, el consumo se reduzca en un 10% respecto a los vehículos que no cuentan con este sistema de calefacción.

Baterías Blade indestructibles y estructurales

La plataforma montará entre sus dos ejes las nuevas baterías Blade de BYD, presentadas en marzo del año pasado, y que calificaba como indestructibles ante el aplastamiento, el doblado, la penetración, la sobrecarga y el calentamiento por encima de los 300ºC. Las celdas emplean una química LFP (litio-ferrofosfato) y son de gran volumen: 96 cm de largo, 9 cm de ancho y 135 cm de alto. Una vez colocadas en su matriz se insertan en el paquete de baterías en una disposición tipo laminar.

Los ingenieros de BYD han logrado reducir el volumen del paquete en un 50% respecto a una batería con química NCM (níquel, cobalto, manganeso) creando así espacio adicional para incluir más cantidad de material activo y otros equipos auxiliares. La e-platform 3.0 será la primera que empleará estas baterías en un sistema de 800 voltios formando además parte del diseño estructural del vehículo, lo que se traduce en que se duplica la rigidez torsional de la carrocería.

¿Qué modelos emplearán esta nueva plataforma eléctrica de BYD?

Tal y como ocurre en el caso de otras arquitecturas eléctricas similares, la e-platform 3.0 de BYD logra aumentar considerablemente la distancia entre ejes y reducir todo lo posible los voladizos en los extremos. Este diseño habilita la posibilidad de incluir baterías más grandes, aunque no se menciona la capacidad máxima que es posible alcanzar. Además permite reducir la altura del centro de gravedad del vehículo, lo que se traduce directamente en unas sensaciones de conducción más deportivas. Igualmente, los componentes mecánicos más pequeños, que no invaden el habitáculo ni el maletero, y las ruedas alejadas del centro, dan lugar a un habitáculo más espacioso y confortable con más espacio para los pasajeros y para la carga.

El fabricante no especifica el formato de los vehículos que se pueden implementar sobre ella, aunque es de suponer que permitirá desarrollar todo tipo de carrocerías, sobre todo tipologías SUV y berlinas, las más habituales del mercado. En el caso de estas últimas, el comunicado de prensa afirma que deberían poder alcanzar un valor del coeficiente aerodinámico Cx de 0,21.

BYD no ha precisado cuándo llegarán al mercado los primeros vehículos basados en esta nueva arquitectura, aludiendo a que su presentación se realizará “en un futuro próximo». La plataforma también se ofrecerá a otros fabricantes aunque por ahora no se conocen los nombres de los que podrían ser los futuros clientes de BYD. En el pasado el fabricante chino ha trabajado en el desarrollo de automóviles eléctricos con Mercedes-Benz, Toyota y Didi Chuxing, entre otros.

Un SUV concept y un nuevo coche eléctrico compacto que estrenarán la plataforma eléctrica

En su stand de Shanghái, además de la esta nueva plataforma eléctrica, BYD ha presentado un nuevo coche eléctrico compacto: el EA1. Este modelo estrena el nuevo logo del fabricante que prescinde del borde ovalado. Además, BYD mostró el X Dream, un concepto de un nuevo SUV premium. Ambos modelos fueron diseñados bajo la dirección del director global de diseño de BYD, Wolfgang Egger (ex jefe de diseño de Audi).

Proyecto «E-VIA FLEX-E»

Proyecto E-VIA FLEX-E_aedive

El Proyecto «E-VIA FLEX-E» es un programa de ámbito europeo que busca testar una red de carga ultrarrápida que permita a los nuevos vehículos eléctricos, con un rango mayor de 300 kms, viajar largas distancias pudiendo recargar el vehículo en tan solo unos minutos.

Cofinanciado por la Comisión Europea con hasta 3,345 millones de euros, el primer paso del proyecto prevé la instalación de recarga ultrarrápida en 14 ubicaciones en países del Sur de Europa: 8 en Italia, 4 en España, localizadas en estaciones de servicio de Repsol, y 2 en Francia. Todos ellos de alta potencia, desde 150 kW hasta 350 kW, y todos ellos situados en vías rápidas: https://www.enel.com/media/press/d/2017/12/e-via-flex-e-eng

Disponibles a finales de año

La primera fase de esta instalación comprende 14 puntos de recarga que deberían estar operativos a finales de este mismo año. Estos se dividirán en ocho puntos en Italia, cuatro en España y los dos restantes en Francia. En esta iniciativa participan empresas como Ibil, EDF, Enedis, Verbund y la alianza Renault-Nissan; y ha recibido una inversión de 6,9 millones de euros. De ellos, casi la mitad -3,345 millones- ha salido del ´bolsillo´ de la Comisión Europea.

El principal objetivo de E-VIA FLEX-E es permitir a los automóviles con un motor eléctrico cubrir distancias de más de 300 km por el sur del viejo continente, además de contribuir al desarrollo de los vehículos eléctricos en Europa. Para ello, las estaciones estarán situadas en vías rápidas y serán de alta potencia, desde 150 kW hasta 350 kW.

Gracias a lo anterior los coches eléctricos podrán recargar sus baterías para conseguir unos 300 km de autonomía en pocos minutos. En lo que se refiere a nuestro país, estas estaciones de carga ultrarrápida para coches eléctricos estarán instaladas en estaciones de servicio gestionadas por la empresa Repsol.

Para terminar, de momento se desconocen las ubicaciones que tendrán estos cargadores,aunque también conviene recordar que los vehículos eléctricos que se encuentran a la venta actualmente no disponen de capacidad suficiente para admitir tanta potencia de carga, por lo que los cargadores ultrarrápidos solo servirán para recargar las baterías de los modelos más modernos.