“El Alcalde de Sevilla presenta junto con el Presidente del Shell España el mayor despliegue nacional de movilidad sostenible realizado en entorno urbano hasta la fecha”

Shell_Sevilla

Con este proyecto, a través de Cable Energía, Shell Recharge facilitará la Zona de Baja Emisiones instalando 200 puntos de recarga en la ciudad de Sevilla, tras resultar ganadores de la Licitación lanzada a concurso por el Ayuntamiento.

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, se ha reunido con el Presidente de Shell España, Óscar Fernández y con el equipo directivo de Cable Energía, filial del grupo Shell ubicada en Sevilla, con el fin de abordar las líneas de cooperación que definan la estrategia de descarbonización de la ciudad.

El pasado 23 de agosto del 2022, el Ayuntamiento de Sevilla resolvió el contrato para instalar, mantener y explotar 700 puntos de recarga para vehículos eléctricos en la vía pública de la capital andaluza, resultando Cable Energía, el primer operador de dicha licitación.

Durante este encuentro, el Presidente de Shell España ha expresado el interés en trabajar activamente junto con las administraciones locales en impulsar una movilidad de cero emisiones; cumpliendo con la Ley del Cambio Climático. Dicha ley otorga un peso especial a la movilidad urbana, obligando a los municipios de más de 50.000 habitantes, un total de 143 en España, y a los territorios insulares que desarrollarán planes de movilidad urbana sostenible durante 2023.

Shell Recharge busca trasladar, a través de Cable Energía, su experiencia y conocimiento adquirido operando su red de recarga en los más de 20 mercados en que están presentes. En este contexto, enmarcan la ciudad de Sevilla como el ejemplo a replicar trabajando dentro del Programa de Ciudades.
En palabras de Óscar Fernández: “Con este ambicioso proyecto, Sevilla se sitúa a la vanguardia de la movilidad eléctrica con un despliegue de infraestructura de recarga efectivo que da servicio a toda la ciudadanía y que apuesta por la descarbonización de la economía. Esperamos poder replicar este modelo de colaboración con el resto de ciudades españolas. Como operadores de puntos de recarga, es nuestro compromiso trabajar junto a la administración para facilitar el avance de la movilidad eléctrica”.
Un problema particular en las ciudades es la falta de aparcamiento en garajes, por lo que proyectos como el que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Sevilla resultan para permitir el acceso a la recarga a todos aquellos conductores de vehículo eléctrico que deban acceder a la recarga en la calle, pudiéndolo hacer de manera asequible y cómoda en suelo público.

Shell instalará 50.000 puntos de recarga de vehículos eléctricos en la calle en todo Reino Unido antes de 2025

El objetivo es ampliar significativamente la red de recarga para los conductores del Reino Unido que no tienen aparcamiento en la calle

La firma Shell prevé instalar 50.000 puntos de recarga para vehículos eléctricos en la vía pública en todo el Reino Unido para finales de 2025, a través de Ubitricity, socio de AEDIVE en España. La medida forma parte de un esfuerzo por poner a disposición de los millones de británicos que carecen de aparcamiento privado la posibilidad de recargar sus vehículos eléctricos y ayudar a la vez a las autoridades locales a poner en marcha sus redes de recarga lo antes posible.

En el Reino Unido ya existen unos 3.600 cargadores Ubitricity, que utilizan la infraestructura existente en las calles, como farolas y bolardos y para este proyecto, Shell apoyará a las autoridades locales con una oferta de financiación para instalar estos cargadores en la vía pública en pueblos y ciudades de todo el Reino Unido a un coste potencialmente cero.

La Oficina de Vehículos de Emisión Cero (OZEV) del gobierno británico cubre actualmente el 75% del coste de la instalación de cargadores en la calle a través del Plan de Carga Residencial en la Calle (ORCS). En el caso de las autoridades locales que deseen instalar puntos de recarga de Ubitricity, Shell cubriría el resto de los costes, en condiciones comerciales.

Más del 60% de los hogares de las ciudades y zonas urbanas inglesas no disponen de aparcamiento fuera de la vía pública, por lo que las autoridades consideran fundamental acelerar el ritmo de instalación de cargadores de vehículos eléctricos en todo el Reino Unido.