Wallbox invertirá 9 millones de euros en una nueva fábrica en Barcelona

Wallbox invertirá 9 millones de euros en una nueva fábrica en Barcelona
La planta se ubicará en una parcela de 16.800 metros cuadrados de la Zona Franca e incorporará un innovador sistema de reutilización de la energía. La compañía prevé doblar su producción y su plantilla de trabajadores, hasta alcanzar los 800 empleados a finales de 2021
Wallbox, el fabricante de soluciones de carga para vehículos eléctricos, ha elegido la Zona Franca de Barcelona para instalar su nueva planta. La fábrica producirá «cargadores inteligentes» para vehículos eléctricos con el objetivo de abastecer la creciente demanda tanto del mercado nacional como del internacional.La compañía invertirá 9 millones de euros en estas nuevas instalaciones, que se ubicarán en una parcela de 16.800 metros cuadrados en la que ya existe una nave de 11.220 metros cuadrados que en los próximos meses será rehabilitada para adecuarse a las actividades de producción, validación y almacenaje.

Wallbox prevé que las líneas de producción estén operativas en el cuarto trimestre de 2021 y, además, contempla duplicar su plantilla, hasta alcanzar los 800 empleados a finales del presente año. De ellos, una cuarta parte estarán relacionados de forma directa o indirecta con el proceso productivo.

Actualmente, la compañía posee una fábrica en Sant Andreu de la Barca (Barcelona) que cubre sus necesidades productivas para abastecer a más de 60 mercados y otra planta en China destinada a cubrir las necesidades de este mercado exclusivamente. Con la incorporación de las nuevas instalaciones de la Zona Franca, Wallbox espera doblar su capacidad productiva.

Una fábrica 4.0 que reutilizará la energía

La planta pretende convertirse en un referente de la industria al integrar los sistemas de la fábrica 4.0, soluciones innovadoras en cuanto a la gestión de la energía y sistemas LEAN para optimizar la gestión de procesos, además de implementar el concepto ‘Cradle to Cradle’.

En primer lugar, la fábrica 4.0 se caracteriza por la toma de decisiones descentralizadas y automatizadas y por estar interconectada a través del Internet de las Cosas.

Por otro lado, la planta incorporará un innovador sistema de gestión energética que, a través de la regeneración, permitirá reutilizar el 75 % de la energía consumida en el proceso productivo, devolviéndosela a la red energética interna.

Además, se instalarán paneles fotovoltaicos hasta alcanzar los 300 kW de potencia. Este ‘huerto solar’ permitirá cubrir entre un 30 y 60 % de la producción con energía limpia, lo que se traducirá en un ahorro equivalente al consumo energético diario de un edificio residencial de 80 viviendas. La previsión de la compañía es ampliar la producción fotovoltaica progresivamente hasta generar un 90 % de la energía necesaria para los procesos de producción.

Por último, el concepto ‘Cradle to Cradle’ busca eliminar la generación de residuos a través del diseño de materiales ecoeficientes.

Conoce los descuentos del MOVES III por tipo y modelo de turismo y comercial ligero