Iberdrola y la red de concesionarios Quadis se alían para impulsar la movilidad eléctrica

Iberdrola y la red de concesionarios Quadis se alían para impulsar la movilidad eléctrica
La energética aportará soluciones para la instalación de puntos de recarga en sus centros

Iberdrola ha firmado un convenio de colaboración con la red de concesionarios Quadis para impulsar la movilidad sostenible y el autoconsumo, informaron ambas compañías en un comunicado conjunto. En concreto, la energética aportará soluciones para la instalación de puntos de recarga en sus centros, así como la posibilidad de ofrecer a sus clientes y empleados la adquisición de un vehículo eléctrico, junto a las soluciones integrales de recarga y autoconsumo de Iberdrola.

Quadis es la red de concesionarios y talleres oficiales más grande de España, representando a más de 30 marcas y con un total de más de 100 puntos de venta y posventa.

En el marco de esta colaboración, Iberdrola ya ha dotado a dos de sus concesionarios con puntos de recarga de hogar en las zonas de exposición para mostrar su funcionamiento a los clientes.

Además de proveer de la infraestructura necesaria para la recarga de vehículos eléctricos y el autoconsumo, las empresas se han comprometido también a promover acciones conjuntas para impulsar la movilidad eléctrica, como parte de su compromiso por un modelo empresarial más sostenible.

Así, Iberdrola pone a disposición de los concesionarios de Quadis y sus clientes su solución Smart Mobility, que incluye la infraestructura de recarga, su instalación y garantía, así como la posibilidad de gestionar el servicio en tiempo real y en remoto desde el dispositivo móvil, a través de las aplicaciones desarrolladas por la energética (la app de Recarga Pública Iberdrola, la app Smart Mobility Hogar o la web de Smart Mobility Empresas).

Además, los clientes y empleados de estos concesionarios podrán recargar la batería de sus vehículos con la energía 100% verde que ofrece la energética, proveniente de fuentes de generación limpia, ya que estas instalaciones cuentan con certificados de garantía de origen renovable (GdOs).

Con esta nueva alianza, Iberdrola refuerza su apuesta por la electrificación del transporte en su estrategia de transición hacia una economía descarbonizada, como palanca clave para la reducción de las emisiones y la contaminación, así como para la recuperación verde en el mundo posCovid.

Plan inversor en movilidad sostenible de 150 millones

A este respecto, la compañía, que ha completado ya más de 40 acuerdos de despliegue de infraestructura con administraciones, instituciones, empresas, estaciones de servicio, concesionarios y fabricantes de vehículos eléctricos, cuenta con plan de movilidad sostenible con una inversión de 150 millones de euros, con el que intensificará el despliegue de puntos de recarga para vehículos eléctricos en los próximos años.

El plan prevé la instalación de cerca de 150.000 puntos de recarga, tanto en hogares, como en empresas, así como en vía urbana, en ciudades y en las principales autovías en los próximos años.

La apuesta por el despliegue de estaciones de alta eficiencia se concretará en la instalación de estaciones ultra rápidas (350 kW) cada 200 kilómetros, súper rápidas (150 kW) cada 100 kilómetros y rápidas (50 kW), cada 50 kilómetros.

Acelera su crecimiento en Polonia con la compra de 163 MW eólicos

Iberdrola ha acelerado su crecimiento en Polonia con un acuerdo con CEE Equity Partner para la adquisición de tres parques eólicos en el país que suman una potencia de 163 megavatios (MW) y cuya producción, prácticamente, está asociada a contratos de compraventa de energía (PPAs, por sus siglas en inglés) a 10 años, informó la compañía.

En concreto, dos de los proyectos adquiridos por la energética, con una capacidad de 112,5 MW, se encuentran ya en operación, mientras que el tercero, de 50,4 MW, iniciará su construcción en breve.

El grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán señaló que este acuerdo refuerza su apuesta por un mercado en crecimiento, en el que desembarcó a finales del año pasado con la compra del 70% del promotor Sea Wind, que cuenta con una cartera de siete proyectos ‘offshore’ (eólica marina), con una capacidad potencial de hasta 7.300 MW.

Además, esta nueva operación de Iberdrola está alineada con su estrategia de crecimiento en países con alto rating -más del 75% de su Ebitda en 2020 procede de geografías con calificación ‘A’- y ambiciosos objetivos renovables.

En este sentido, Polonia aspira a que el 23% de su ‘mix’ energético en 2030 proceda de energías limpias y para ello prevé poner en marcha 8.000 MW de capacidad eólica marina durante esta década.

Además, esta nueva adquisición impulsa la puesta en marcha del Sea Baltic Hub, un polo renovable en el mar Báltico llamado a actuar como epicentro de servicios ‘offshore’ y ‘onshore’, además de proporcionar contenido local a los proyectos del grupo en el eje Alemania, Polonia y Suecia. A este respecto, el Báltico tiene un potencial de desarrollo eólico marino de 93.000 MW, de los que 28.000 MW se ubicarían en aguas polacas.