Seis consejos para sacar el mejor partido al vehículo eléctrico durante las vacaciones

vehículo eléctrico_Northgate

Conocer a fondo el funcionamiento de este tipo de automóviles es muy importante para optimizar la vida de las baterías al realizar trayectos de largo recorrido.

Con el mes de agosto a la vuelta de la esquina y con las vacaciones de muchos españoles a punto de comenzar, realizar el desplazamiento de la mejor manera al destino de descanso es algo básico en la planificación de cualquier trayecto. Si esto es importante con cualquier medio de transporte, cobra aún más importancia si se trata de un vehículo eléctrico debido a sus particularidades y características.

Debido a que este tipo de automóviles están ganando cada vez más adeptos en nuestro país, ya que en 2021 la matriculación aumentó un 42% según AEDIVE y en el primer semestre de 2022 los eléctricos de renting han incrementado en 17,35% en comparación con junio del año pasado, sacarles el mejor partido es fundamental para viajar con ellos con todas las garantías posibles.

Por ello, Northgate Renting Flexible, líder en el ámbito de la movilidad y pionero en la prestación de servicios de renting flexible, incluido de vehículos eléctricos, ofrece una serie de recomendaciones para que los conductores puedan conducirlos de la manera más eficiente posible de cara a los desplazamientos vacacionales característicos del mes de agosto.

Climatizar el coche antes de iniciar la marcha

Mientras se realiza la carga completa del automóvil, es recomendable ir climatizando el interior para que la temperatura sea la adecuada cuando se inicie el viaje y así no consumir energía extra nada más comenzar nuestra ruta. De este modo, el conductor y los pasajeros ya pueden dar el pistoletazo de salida al trayecto con la temperatura ideal.

Realizar frenadas regenerativas

Una de las ventajas de los coches eléctricos es que pueden recuperar parcialmente la energía al realizar una conducción inteligente. Al frenar o dejar de acelerar, logran aumentar pequeñas cantidades de energía al conseguir que el movimiento se transforme en energía nueva para el vehículo. Esto supone alargar de manera eficiente el consumo y duración de la batería, lo que supone retrasar mínimamente la necesidad de realizar una carga completa.

Conducir en modo ECO

Si este modo de conducción es interesante aplicarlo en vehículos de combustión, lo es aún más en los eléctricos. Aunque se pueda pensar que el modo ECO es mejor usarlo en zonas urbanas, también puede ofrecer muy buen rendimiento en desplazamientos largos. Al aplicar esta opción, el sistema adapta la respuesta al acelerador y la potencia entregada por el motor, lo que repercute en un ahorro de energía que los usuarios notarán tanto en la autonomía del vehículo, los tiempos de recarga y, por ende, en el gasto.

Usar con inteligencia el acelerador

Una de las características de los vehículos eléctricos es que pueden aportar todo su potencial de aceleración de golpe, a diferencia de los de combustión, lo que afecta directamente al consumo de las baterías. Por ello, es muy importante acelerar suavemente al arrancar en un semáforo, un ceda el paso o un Stop, por ejemplo, para cuidar al máximo la carga del coche.

Al conducir en trayectos largos por autovías o carreteras secundarias, también hay que vigilar la velocidad ya que cuanto mayor sea, mayor será el consumo igualmente. No hay que olvidar tampoco que no es lo mismo realizar un recorrido llano o cuesta abajo que con pendientes o subidas, ya que en este último caso el esfuerzo que tiene que realizar el vehículo eléctrico es mayor y, en consecuencia, habrá un aumento del consumo de la batería.

Usar aplicaciones para tener la máxima información del vehículo

Si lo que los conductores buscan es sacar el mayor rendimiento al coche eléctrico, lo pueden hacer con su teléfono inteligente. Mediante aplicaciones específicas, que cualquier usuario puede descargar en sus dispositivos, se puede monitorizar mucha información del vehículo eléctrico. De este modo se puede optimizar al máximo el uso y consumo del automóvil.

Por ejemplo, conocer las estaciones de recarga más cercanas, saber el nivel de carga de las baterías, iniciar la climatización el coche antes de arrancar o pagar por la propia recarga del coche son algunas de las ventajas que ofrecen estas apps y que no solo ayudan a planificar con antelación, sino a llevar una gestión mucho más eficiente y controlada de todo lo que tiene que ver con el vehículo.

Planificar la ruta con antelación

Por supuesto, no solo hay que conocer el punto de salida y de llegada, sino todo el recorrido y el tipo de trayecto a llevar a cabo cuando se trata de un coche eléctrico. El motivo principal es saber los puntos de recarga que haya en el camino en el caso de necesitar cargar la batería. En España cada vez hay más estaciones para poder cargar la batería al 100% y se espera que en 2023 haya más de 100.000 por todo el país, así como en Northgate, quien espera establecer puntos de recarga en sus 27 delegaciones a lo largo del próximo año.

Northgate incrementa sus resultados en España un 37% en el año fiscal 2022

NORTHGATE_Renting_Flexible

La compañía logra una facturación en España de 260 MM de euros, un crecimiento del 13% respecto al periodo anterior, impulsado por el auge del renting flexible en el sector profesional.

Este incremento de facturación, acompañado por mejoras de eficiencia, permite una mejora del 37% del beneficio operativo antes de intereses e impuestos (EBIT).

A nivel internacional, el Grupo Redde-Northgate logra crecer un 24% y 53% en facturación y EBIT respectivamente, gracias a la estrategia de crecimiento rentable y a la recuperación de actividad post-pandemia en Reino Unido.

El grupo Redde Northgate PLC (LSE:REDD), plataforma líder de soluciones integradas de movilidad que brinda servicios a lo largo de todo el ciclo de vida del vehículo, ha presentado sus resultados del último año contable, que comprende los 12 meses transcurridos entre el 1 mayo de 2021 y el 30 de abril de 2022 con una facturación de 1.093,6 millones de libras (un 24% más que en el periodo anterior) impulsado por la mejora en sus negocios de alquiler (Northgate UK y España) y principalmente por la recuperación de actividad de Redde en la provisión de servicios. El Grupo obtuvo además un beneficio antes de intereses e impuestos (EBIT) de 151,3 millones de libras (+53% frente al periodo anterior).

Sólido crecimiento en España

En España, la compañía ha registrado unos ingresos totales de 260 millones de euros, un 13% por encima del periodo anterior, y un EBIT de 51,7 millones (+37%).

En este periodo, Northgate España ha experimentado un crecimiento del 11,4% en flota alquilada, con un total de 52.000 vehículos alquilados, un dato muy positivo teniendo en cuenta que el parque total de renting creció un 8,4% en el mismo período según la Asociación Española de Renting de Vehículos, AER.

Igualmente, el número de clientes de la compañía ha aumentado un 18%, lo que muestra el creciente interés por el renting flexible tanto de empresas como de usuarios particulares.

Estos resultados muestran que el renting flexible se está convirtiendo en la opción elegida por muchas empresas y particulares para hacer frente a sus necesidades de movilidad en un contexto socioeconómico que, por su alta incertidumbre, exige cada vez más flexibilidad.

E igualmente muestran que los clientes valoran la capacidad de Northgate de garantizar el suministro de vehículos sin comprometer sus necesidades de desplazamiento profesional, en muchos casos imprescindibles para el desempeño de sus negocios.

Para Jorge Alarcón, Consejero Delegado de Northgate en España, “el último año contable ha sido un gran ejercicio. Al reactivarse la actividad tras el periodo de pandemia, hemos seguido ofreciendo a nuestros clientes nuestro mejor servicio con niveles muy altos de demanda”.

Al hilo del anuncio de los resultados del año, Alarcón, ha destacado que la compañía “ha conseguido un crecimiento significativo en un contexto socioeconómico complicado, gracias a la capacidad de adaptación que proporciona nuestro renting flexible, algo cada vez más valorado especialmente en un entorno tan incierto”. Asimismo, ha puesto en valor la fidelidad de sus clientes y la ambición de Northgate: “Hemos demostrado que estamos dispuestos a dar un paso adelante para ofrecer los mejores servicios a nuestros clientes. Ellos han demostrado con su compromiso que quieren contar con una empresa de renting que entiende perfectamente sus necesidades. Pese a la alta incertidumbre del contexto socioeconómico actual, nos hemos mantenido fuertes y miramos con optimismo al próximo ejercicio”.

Firme apuesta por la electrificación

Cabe destacar la apuesta de la compañía por la movilidad eléctrica durante este ejercicio, que ha visto crecer la demanda por este tipo de vehículos por parte de los clientes, especialmente en el ámbito empresarial, con un incremento de volumen del 36%.

Con ello, Northgate refuerza su liderazgo en renting de vehículos eléctricos industriales posicionándose como un aliado experto para acompañar a empresas y profesionales en su transición hacia la movilidad eléctrica y con una solución que no supone compromisos a largo plazo.

Qué tener en cuenta para elegir entre el renting flexible o el leasing

NORTHGATE_corporativa

Estas dos modalidades se diferencian principalmente en la duración del contrato y las diferencias de su contabilidad

Las necesidades de movilidad de las empresas se van adaptando al contexto de incertidumbre socioeconómica actual, que ha ido dando paso a nuevas formas de desplazamiento cada vez más flexibles y también sostenibles al acceder a vehículos para uso profesional.

Es por ello que en los últimos años modalidades de movilidad como el renting flexible y el leasing se han consolidado en el canal empresa. Sin ir más lejos, según los datos de la AER del primer trimestre del año, el renting ha supuesto el 45,71% del conjunto del canal de empresa, mientras que en 2021 suponía el 40,43%. Por lo tanto, es posible que a los gestores de flotas les surja la duda de cuál es la opción que mejor se adapta a sus necesidades. Al final, aunque ambas tienen el objetivo de facilitar el acceso de las compañías a una herramienta de trabajo como es un vehículo, cuentan con diferencias que se deben tener en cuenta a la hora de escoger.

Ante este contexto, Northgate Renting Flexible, compañía líder en el ámbito de la movilidad y pionero en la prestación de servicios de renting flexible, ha recopilado en qué consiste cada una de estas fórmulas y qué ventajas tienen a la hora de cubrir las necesidades cambiantes de las empresas.

Qué es el renting flexible y el leasing

Puede parecer que el renting flexible y el leasing son similares, y es que al final las dos son una forma de alquiler de un vehículo. Pero nada más. La principal diferencia es que el leasing implica un plazo obligatorio con opción a compra al terminar el contrato, y el renting flexible no está sujeto a plazos ni contempla la compra.

El renting flexible es una modalidad de renting de vehículos cuyo contrato no cuenta con permanencia, sin penalizaciones ni gastos, es decir, que se puede contratar un vehículo en renting flexible sin fijar un plazo, para el periodo que se necesite, y devolverlo cuando ya no sea necesario disponer de él sin que ello suponga ningún coste adicional. El cliente paga una cuota mensual que cubre los gastos y servicios asociados a ese vehículo, como el seguro, mantenimiento y revisiones, por lo que se paga por el uso de un servicio como ocurre en otros servicios como la música o las plataformas de streaming.

Por otro lado, el leasing, básicamente es un alquiler con derecho a compra. La empresa que ofrece esta modalidad está obligada a ofrecer la compra del vehículo pasados los años acordados entre ambas partes desde el inicio del contrato.

Diferencias entre renting flexible y leasing

Estas dos modalidades se diferencian principalmente en la duración del contrato y las diferencias de su contabilidad. Al estar destinado a la compra del vehículo, los contratos de leasing siempre son de larga duración, normalmente de 2 a 6 años. En cambio el renting flexible, como bien señala su nombre, cuenta con una mayor flexibilidad y adaptación a las necesidades del cliente. No cuentan con permanencia y si la empresa lo entrega antes de tiempo, tampoco cuenta con penalizaciones, una vez transcurrido el período mínimo y, además, la cuota fija incluye todos los servicios como el mantenimiento del vehículo, impuestos o el seguro. Por el contrario, el leasing exige al arrendatario llevar a cabo directamente la gestión del vehículo como el mantenimiento y reparaciones en talleres, el seguro, la asistencia, etc.

En cuanto a diferencias de contabilidad, mientras que el renting se considera un gasto y por tanto puede llegar a ser hasta 100% deducible, el leasing afecta al pasivo y al activo de la empresa y si se va a realizar la compra al finalizar el contrato contabiliza como adquisición de inmovilizado. Además, en el caso del leasing, las cuotas mensuales van englobando el precio total del vehículo, ya que la futura compra del mismo por parte del cliente está prevista desde el principio, aunque el cliente también puede decidir no comprar el vehículo al finalizar el contrato.

Desde Northgate Renting Flexible, recalcan la importancia de que los gestores de flotas sean conscientes de las diferencias que presentan ambas fórmulas, poniendo el foco en ventajas del renting flexible como son la ausencia de entrada, contabilización más sencilla, ventajas fiscales y, principalmente, la flexibilidad de poder ajustar los vehículos de trabajo en función de las necesidades reales del negocio, disponiendo de ellos el tiempo necesario o cambiando de tipología sin asumir costes adicionales.

Cómo mantener correctamente un vehículo eléctrico de renting

Northgate

La apuesta por los vehículos eléctricos es un hecho y los datos lo avalan. Las matriculaciones de este tipo de vehículos 100% eléctricos (BEV “Battery Electric Vehicle”) e híbridos enchufables (PHEV “Plug-in Hybrid Electric Vehicle) de todo tipo (turismos, dos ruedas, comerciales e industriales) crecieron un 32,3% en abril, hasta las 7.911 unidades, según datos de Aedive y Ganvam. En lo que va de 2022, acumulan un total de 31.074 unidades, lo que supone un 61,6% más respecto al mismo periodo del año anterior.

No es de extrañar ver cada vez más vehículos eléctricos circulando por las carreteras españolas. Sin ir más lejos, Northgate Renting Flexible incrementó la compra de eléctricos un 185% durante 2021 con respecto a 2020, ya que se trata de un servicio por el que apuestan tanto empresas como particulares para acceder a esta tipología de vehículo.

Los usuarios de vehículos eléctricos deben tener en cuenta que este tipo de vehículos, al igual que los de combustión, también necesitan un mantenimiento. Si bien es cierto que los costes de estas revisiones están cubiertos dentro de las cuotas mensuales de renting, los conductores deben tener en cuenta algunas recomendaciones para realizar un buen uso del vehículo y para garantizar el correcto estado del mismo.

Qué mantenimiento necesitan los vehículos eléctricos

El mantenimiento preventivo de un coche eléctrico está definido en los manuales del propio fabricante del vehículo, al igual que ocurre con los vehículos de combustión, y es importante seguir las recomendaciones de dichos manuales para asegurar el uso correcto del vehículo.

Un vehículo eléctrico puro carece de ciertos componentes que son específicos de los de combustión (motor de explosión, sistemas de refrigeración, tratamiento de gases de escape, etc), por lo que estará exento de las averías asociadas a tales elementos.

Tanto en los eléctricos puros, como en los híbridos enchufables, se produce un ahorro en sistemas de frenado, ya que la frenada regenerativa (que transforma parte de su energía cinética en energía eléctrica), hace que el consumo de pastillas de freno y discos sea menor que en un vehículo no eléctrico. Así mismo, al arrancar ambos siempre en modo eléctrico (incluso el híbrido enchufable que combina ambas tecnologías -eléctrica y combustión-, eliminan aquellas averías relacionadas con sistemas de embrague y reductores.

Por lo demás, en el resto de los elementos comunes con los coches de combustión (escobillas del limpiaparabrisas, dirección, neumáticos, climatización o suspensiones), el mantenimiento es similar, y solo hay que revisar que todo se encuentre en perfecto estado en un taller especializado.

Qué pueden hacer los usuarios para preservar correctamente sus vehículos eléctricos

Los usuarios deben tener en cuenta que la batería requiere un correcto uso para optimizar su vida útil, ya que van perdiendo capacidad con el uso y el paso del tiempo. Un exceso de cargas rápidas y una exposición de la batería a temperaturas extremas puede acortar la vida de la batería, por lo que es importante tener esto en consideración a la hora de realizar la recarga o de dejar el coche estacionado en determinados lugares durante largos periodos de tiempo. También es importante tratar con cuidado los cables de carga de nuestros vehículos y recordar que en procesos de carga debemos colocarlos completamente estirados y sin utilizar alargadores o adaptadores.

Desde Northgate señalan que las averías propias del uso, así como el mantenimiento de los vehículos eléctricos de renting están incluidas dentro del contrato. Estas revisiones se ajustan siempre a las indicaciones dadas por los fabricantes, realizando las intervenciones por parte del equipo de profesionales de Northgate. Pero es importante que los conductores que opten por estos vehículos tengan en cuenta estas recomendaciones para poder contar con un vehículo eficiente, seguro y capaz de cubrir todas las necesidades diarias a la hora de los desplazamientos.

¿Quieres cambiar de coche? El ‘renting’ flexible puede ser la mejor solución

Northgate_Renting_Flexible_Mujer-980x540

La incertidumbre socioeconómica genera dudas a la hora de plantearse la compra de un vehículo y la fórmula del ‘renting’ flexible es una alternativa mucho más atractiva.

El sector del automóvil está cambiando y es un reflejo de lo que ocurre en otros campos, en los que la mentalidad del usuario ha pasado del concepto clásico de propiedad a una fórmula de pago por uso que ha llegado para quedarse, sin duda alguna.

Es algo que se aprecia en los servicios de streaming de vídeo, música o libros. Y también en la automoción, donde es evidente si se atiende a las cifras: mientras en 2021 las ventas de coches nuevos siguieron cayendo hasta situarse en 859.477 unidades (lo que supuso un descenso del 32% respecto a 2019, último año natural de referencia, dejando al margen las extraordinarias circunstancias de 2020 marcado por la pandemia), las matriculaciones de vehículos de ‘renting’ llegaron a 260.834 unidades, lo que supuso un aumento del 24,64% respecto a 2020 (y en éste, respecto a 2019, también creció un 4,46%).

Las claves del éxito del ‘renting’

La evolución del sector, incluso con la crisis de la Covid-19 mediante, ha ido en línea ascendente durante los últimos años, algo que se debe a que el renting como opción de movilidad se ajusta a la perfección la mentalidad flexible actual y se adapta a la situación de incertidumbre que se vive.

A factores como la pandemia o la escasez de semiconductores, que conlleva tiempos de espera de meses para la entrega de coches nuevos, se suma el hecho de no saber cuál es el combustible con mayores garantías de futuro: ¿se podrá seguir circulando por la ciudad con un motor de gasolina dentro de dos años? ¿Cuándo será obligatoria la electrificación?

Hay demasiadas dudas para comprar un coche nuevo, que normalmente hay que pagar durante muchos años, sin saber si para entonces ese vehículo nos valdrá para desplazarnos libremente . Es en este entorno donde el ‘renting’ flexible se presenta como una solución a tener muy en cuenta.

Su fórmula permite cambiar de coche cada poco tiempo, por lo que no hay que comprometerse con un vehículo que en el futuro no cumpla con las necesidades del conductor. Además, permite despreocuparse de los gastos adicionales que conlleva la propiedad, tales como el seguro o los costes de mantenimiento. El conductor puede centrarse en elegir su automóvil y conducir.

Estos puntos a favor quedan claros en la encuesta llevada a cabo por Northgate Renting Flexible, en la que se ha puesto de manifiesto que, aunque el 85% de los preguntados admiten necesitar su vehículo en el día a día, apenas tres de cada 10 se plantean comprar uno nuevo a corto plazo, y además hasta el 40% de ellos están seguros de que tener un automóvil en propiedad será una tendencia que vaya a menos en el futuro.

Por último, el factor económico es un lastre importante, ya que el 36% considera que adquirir un vehículo es un gasto económico demasiado grande que prefiere no acometer, mientras que el 15% apunta que tiene una preocupación importante por la incertidumbre económica.

Una vuelta de tuerca al modelo

Aunque el ‘renting’ habitual es un formato de adquisición de vehículos relativamente flexible, es cierto que sigue contando con ciertas limitaciones, puesto que hay que comprometerse durante un periodo determinado de años, con kilometrajes predefinidos e incumplir estas cláusulas implica penalizaciones económicas.

La propuesta de Northgate Renting Flexible va un paso más allá, para eliminar esos inconvenientes y potenciar el poder de decisión del usuario según sus necesidades en cada momento. Lo primero es que no hay un periodo de contratación fijo, por lo que es posible disponer del vehículo desde tan solo un mes, pudiendo cambiarlo en cuanto se necesite.

Además, dado que no hay límite de tiempo estipulado, puede devolverse el coche en cualquier momento sin que exista ningún tipo de penalización. Sin duda, la fórmula de Northgate supone una ventaja significativa en este escenario de incertidumbre al que se enfrenta la sociedad por tantos y variados motivos.

FUENTE: Motor El País

El 85% de los españoles considera insuficientes los nuevos servicios de micromovilidad para su día a día

patinetes eléctricos_movilidad

La segunda entrega de la I Encuesta de Movilidad de Northgate Renting Flexible desvela que el 53% de los encuestados utiliza el coche de uso privado diariamente para trabajar y casi un 50% lo prefiere frente al transporte público

Según este estudio, un 44% de los encuestados señala como principal razón que los servicios de micromovilidad no son suficientes para cubrir sus necesidades de desplazamiento diarias

Actualmente, el 55% de las personas en el mundo vive en ciudades, pero según un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en 2050 esta cifra aumentará al 70% de la población[1]. Ante este paradigma, la movilidad urbana ha ido transformándose en los últimos años para conseguir que el transporte y los desplazamientos sean más eficientes, sostenibles y adaptados a las necesidades de los ciudadanos.

En los últimos tiempos, se han desarrollado nuevos servicios de transporte innovadores, como los vehículos compartidos, patinetes o bicicletas eléctricas, que tratan de responder a estas demandas sociales, copando las aceras y las plazas de aparcamiento de las grandes metrópolis. Pero, ¿es suficiente para cubrir todas las necesidades? No para gran parte de los españoles. Según la segunda entrega de la I Encuesta de Movilidad[2] de Northgate Renting Flexible, empresa líder en renting flexible de vehículos, el 85% de los encuestados considera que los nuevos servicios de movilidad tales como carsharing, patinetes eléctricos o bicicletas públicas son insuficientes para poder desplazarse en su día a día, aunque pueden ser beneficiosos en momentos puntuales.

Entre las principales razones destaca que estos servicios no cubren en exclusiva sus necesidades de desplazamiento (44%). Si nos fijamos en la zona geográfica, los que en mayor medida consideran insuficientes estos servicios son los gallegos (93,3%), castellano manchegos (93,3%), cántabros (92,5%) y asturianos (92,5%).

 

El 53 % de los encuestados utiliza el coche para trabajar

Ante esta coyuntura, el transporte público podría perfilarse como una alternativa de movilidad. Sin embargo, el 27% de los ciudadanos encuestados consideran que el transporte público en sus ciudades es insuficiente o tiene mala conexión. Esta necesidad afecta principalmente a aquellos residentes en las comunidades autónomas de Murcia (35%), Cantabria (32%) y Canarias (30%). Además, casi el 50% de los encuestados señala que prefieren optar por un vehículo de uso particular frente al transporte público porque tardan menos en llegar (24,5%), sobre todo en Baleares (47,5%) y

Madrid (37%), o porque es más cómodo (23,3%), mencionado mayormente en Canarias (43,3%). Y en cuanto a los taxis y VTCs, el 14% lo ve como una alternativa de movilidad.

En línea con estos resultados, la encuesta muestra que más del 95% de los encuestados con carnet de conducir se desplaza en coche de uso privado en su día a día. Un 53% señala que lo necesita diariamente para trabajar, siendo los ciudadanos murcianos (35%) y canarios (30%) los que en mayor medida consideran imprescindible utilizar el coche para acudir a su oficina. Por otro lado, un 42,5% indica que lo utiliza para sus desplazamientos habituales como hacer la compra o ir al médico y, además, un 40% de los encuestados afirman que lo emplean para su ocio. Tan sólo un 3,1% de los conductores declaran no necesitar habitualmente el vehículo.

 

Micromovilidad para momentos puntuales, coche particular para el día a día

Por lo tanto, las conclusiones que se desprenden de este estudio son que los servicios de micromovilidad y en algunos casos el transporte público podrían ser suficientes para desplazamientos o situaciones puntuales, pero no son suficientes para cubrir necesidades de desplazamiento diarias, de manera más acentuada en algunas comunidades autónomas. Esta situación, sumada a la crisis de los semiconductores, que ha provocado la falta de stock de vehículos nuevos, ha favorecido la mayor demanda y consolidación  de otros servicios de movilidad como el renting flexible. Sin ir más lejos, el sector del renting de vehículos cerró 2021 con más de 260.000 unidades matriculadas, representando un crecimiento de casi el 25% sobre el año anterior, según la AER.

Y es que ante un contexto lleno de incertidumbres, tanto económica como sanitaria, son muchos los ciudadanos que han optado por soluciones flexibles que se adapten mejor a sus necesidades. Según la encuesta, el 63% de los españoles asegura que la principal razón que más les atrae a la hora de optar por el renting flexible es la despreocupación por todo lo relacionado con el vehículo como los gastos de mantenimiento o el seguro. Y el hecho de que no haya permanencia en esta modalidad y poder cancelar sin penalización también agrada al 44% de los encuestados.

Según Eduardo González de la Rocha, Director Comercial y de Marketing de Northgate Renting Flexible, “La  existencia de diferentes servicios de movilidad es clave para cumplir con todas las necesidades de los ciudadanos. La micromovilidad es una interesante opción para momentos concretos, permitiendo descongestionar las ciudades, pero para muchos ciudadanos, acceder a un coche de uso privado sigue resultando imprescindible. Teniendo en cuenta también la incertidumbre que rodea a la fabricación de vehículos nuevos, otras opciones como el renting flexible se están convirtiendo en una solución para empresas y particulares que utilizan el vehículo para sus desplazamientos diarios y no quieren ataduras a un vehículo en propiedad”.

Revoolt incorpora vehículos Northgate a su flota eléctrica

Revoolt furgonetas eléctricas

La decisión de Revoolt le garantiza una mayor eficiencia energética y permite a la empresa duplicar su volumen de pedidos mensuales, así como mejorar la autonomía de su flota en 30 km

Revoolt, la start-up española especializada en soluciones sostenibles para la logística de la última milla, ha firmado un acuerdo con el operador de renting flexible Northgate, para incorporar furgonetas Citroën Berlingo Electric de última generación a su flota de vehículos.

Reevolt ha decidido sumar furgonetas eléctricas de la empresa de renting flexible Northgate, en una apuesta por la tecnología libre de emisiones, que garantiza una mayor eficiencia energética y que permite a la empresa duplicar su volumen de pedidos mensuales, así como mejorar la autonomía de su flota en 30 km.

“Esta alianza refleja la necesidad de continuar creciendo y ofrecer soluciones vanguardistas capaces de adaptarse a las exigencias actuales del mercado”, ha afirmado Ángel Sánchez, CEO de Revoolt, que también corrobora “el compromiso de ambas empresas en la creación de nuevas alternativas ecológicas y accesibles que propongan un cambio de paradigma en el formato del reparto a domicilio.

Características de las furgonetas eléctricas

Entre las características de las furgonetas que Revoolt utilizará para repartir sus pedidos destacan que su eficiencia energética es casi el doble (90%) que las de combustión interna, que no emiten gases contaminantes ni calor, que no generan ruido y no necesitan circuito de refrigeración y, por último, que su mantenimiento es mucho más económico y resultan más fáciles de conducir dada su transmisión automática.

A todo ello le podemos sumar otra serie de beneficios adicionales como el ahorro en combustible, en parquímetros (sus usuarios están libres de restricciones circulatorias o de aparcamiento por motivos de contaminación) y en impuestos.

La decisión de Revoolt de electrificar aun más su flota responde a las crecientes necesidades de entregas a domicilio, entre las que se encuentra el gran reto de la logística urbana, la digitalización total del proceso y el reparto sostenible de los pedidos.

El CEO de Revoolt ha defendido que la innovación y la sostenibilidad deben ser fundamentales en la movilidad, tanto en lo económico como en lo ambiental: “El vehículo eléctrico plantea para la logística urbana una reducción real de las emisiones de CO2, dentro de una situación en la que el transporte de mercancías representa cerca del 20% de las emisiones de efecto invernadero”

Por parte de Northgate, su Gerente de la delegación de Leganés ha destacado que ” el vehículo eléctrico es la solución del presente y del futuro para el reparto de mercancías en los núcleos urbanos. Con nuestra ayuda, Revoolt dispone ya de una flota eléctrica de última generación, libre de restricciones de acceso en las grandes ciudades y de sanciones medioambientales, con grandes ahorros en combustible, aparcamiento e impuestos”.