El 2020 en la movilidad eléctrica. Un año de sombras y luces

Entrevista Arturo Pérez de Lucia_coche eléctrico_AEDIVE
Por Arturo Pérez de Lucia, director general de AEDIVE para el Anuario 2020 de Energías Renovables

 

El 2020 es un año de sombras y luces marcado por la incertidumbre y pese a ello, la movilidad eléctrica sigue creciendo en un ecosistema muy afectado por el confinamiento, los ERTEs y el parón de la actividad y e inversiones por el COVID-19. Pero es un episodio puntual, no estructural como lo fue la crisis económica en España entre 2008 y 2014, y el objetivo es conseguir una recuperación lo más rápida posible y con las menores secuelas.

La matriculación de eléctricos en Europa crece en 2020 en torno a un 60%, en un ecosistema de fuerte caída en la automoción tradicional (hasta octubre se matricularon 8 millones de turismos, unos 3 millones menos que el mismo periodo de 2019). La entrada del WLTP, el objetivo de los 95gCO2/km y una concienciación hacia la reducción de emisiones agudizada por los efectos del COVID-19, han incrementado la demanda de vehículos eléctricos.

En España, las matriculaciones de vehículo eléctrico evidencian que, aunque lejos de los objetivos previstos en 2019 para este año, el crecimiento en ventas, a falta del dato de diciembre, es del 35,4%.

Nuestro país afronta retos singulares frente a otros mercados europeos sin industria automotriz, al ser el noveno fabricante mundial, segundo de Europa, suponer su actividad el 8,5% del PIB y emplear al 9% de la población activa, según datos de ANFAC.

Sin embargo, exportamos el 80% de la producción a países que prohibirán la compra de vehículos térmicos, como Reino Unido en 2030, fecha que también baraja Alemania, y Francia, que lo tiene previsto para 2040, al igual que España. Además, la práctica totalidad de las fábricas españolas tienen sus centros de decisión fuera, lo que nos lleva a tratar de hacer del nuestro un país atractivo a nuevos modelos electrificados y ello implica desarrollar un ecosistema favorable a la movilidad eléctrica desde la perspectiva industrial, tecnológica, de servicios y de mercado.

Retos y oportunidades de la movilidad eléctrica en España

Noticias importantes han sido el Plan de Impulso a la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción, anunciado en junio de este año, con 3.750 millones de euros y medidas de tipo económico, fiscal, normativo, logístico, de competitividad, de formación y cualificación profesional, de compra pública sostenible y de planificación estratégica de impacto a corto y medio plazo que dan cobertura a toda la cadena de valor de la industria, promoviendo una movilidad segura y sostenible basada en la descarbonización y la transformación digital.

La puesta en marcha del MOVES 2 para promover la compra de vehículos eléctricos e infraestructuras de recarga prevé que cada millón de euros genere entre 3,6 y 4,1 millones de euros adicionales al PIB nacional e incremente los ingresos fiscales entre 1,5 y 1,6 millones de euros. Este programa, dotado con 100 millones de euros, no está, sin embargo, activado en Extremadura y Murcia, al cierre de este artículo y en cualquier caso, fuera de un plazo que expiraba el 18 de septiembre. Será necesario darle una vuelta a este instrumento de ayudas, que simplifique su gestión y elimine estos desequilibrios a nivel territorial.

El plan RENOVE, con 250 millones de euros a la renovación del parque rodado, también con vehículos eléctricos, movilizó hasta finales de noviembre una décima parte del presupuesto con 20.500 vehículos.

El anuncio a principios de noviembre de 1.100 millones de euros de línea de ayudas para la movilidad eléctrica en 2021, dentro del plan de recuperación a la Unión Europea y si lo aprueba Bruselas, ha insuflado optimismo al sector a falta de conocer detalles de cómo se distribuirá ese monto.

También se ha reforzado el incremento de la reducción por innovación hasta el 50% para pymes y el 15% para grandes empresas, y flexibilizado la amortización fiscal en inversiones de movilidad eléctrica, sostenible y conectada, hasta el 29 de junio del 2021.

Y entre tanto, hay medidas regulatorias como el RDL 23/2020, de 23 de junio, que prevé que las entidades locales puedan destinar en 2020 parte de su superávit a financiar inversión en vehículos eléctricos y declara de utilidad pública a las infraestructuras de recarga de alta capacidad; o la circular 3/2020 de la CNMC, que establecerá a partir de 2021 la metodología de cálculo de peajes de transporte y distribución de electricidad y un peaje especial más barato para los puntos de recarga pública.

En la misma línea, la modificación del Código Técnico de la Edificación, en periodo de consultas, incluye una nueva exigencia básica relativa a las dotaciones mínimas para la infraestructura de recarga de vehículos eléctricos en edificios.

Quedan retos importantes en los que avanzar desde la automoción, que precisa de una oferta más amplia en el portafolio de vehículos eléctricos y en todos los segmentos, disponibles a corto plazo y con mayores autonomías, a precios competitivos frente a los térmicos, con un valor residual razonable y con capacidades de carga de al menos 100 kW. En ello están trabajando intensamente fabricantes y distribuidores.

Asimismo, un desarrollo acelerado de la red de carga pública que, aunque avanza sin pausa, sufre retrasos ligados a las licencias y trámites con las diferentes administraciones públicas. También trabajamos desde AEDIVE con el sector público para derribar esta barrera.

Se espera que 2020 sume cerca de 3 millones de matriculaciones de BEV y PHEV en todo el mundo, si el COVID-19 lo permite, lo que significa que el número global de vehículos eléctricos rondará los 11 millones de unidades cero emisiones matriculadas.

Esperamos que el 2021 nos depare más luces que sombras en el camino ya trazado e imparable hacia la movilidad eléctrica.

Arturo Pérez de Lucia: “Un gran reto de la movilidad eléctrica es que tengamos una industria de baterías”

Entrevista Arturo Pérez de Lucia_coche eléctrico_AEDIVE
Entrevista publicada por El Nuevo Lunes. Puedes descargarla aquí

 

La Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica en España (AEDIVE) tiene claro que la movilidad y la automoción están sujetas a una revolución industrial, tecnológica y de servicios, con un enfoque claro hacia el vehículo eléctrico, conectado, compartido y autónomo. Su director general, Arturo Pérez de Lucia, explica que, si bien España está por detrás de otros países europeos en matriculaciones e implementación de infraestructura de recarga, los incrementos son exponenciales. “El Gobierno ha establecido unos objetivos de implementación de vehículos eléctricos de 5 millones en 2030 y 100.000 puntos de recarga en los próximos cuatro años. Son objetivos alcanzables”, señala. El gran reto: atraer inversión para fábricas de baterías. Proyectos ya hay sobre la mesa.

¿La movilidad eléctrica en España, qué cifras alcanza?

Las cifras todavía son bajas con respecto al global del parque español de vehículos, si bien los ratios de crecimiento son exponenciales cada año y el objetivo es llegar a 2030 con una cuota de 5 millones de vehículos eléctricos matriculados.

¿Cómo estamos en comparación con otros países de nuestro entorno?

España está todavía por detrás de otros mercados europeos en matriculaciones de vehículos e implementación de infraestructuras de recarga, pero desde la perspectiva cuantitativa, los incrementos de matriculaciones son exponenciales cada año y estamos notando una aceleración mayor, incluso en esta época afectada por la crisis sanitaria de coronavirus.

En España contamos ya con una industria en la fabricación de vehículos eléctricos de dos, cuatro y más ruedas que debemos reforzar, en cualquier caso; asimismo, disponemos de una industria auxiliar con grupos empresariales españoles que apuesta por el desarrollo de aleaciones que aligeren el peso de los vehículos eléctricos y el desarrollo de cajas para albergar a las baterías son criterios de seguridad y eficiencia.

Asimismo, contamos con una potente industria en la fabricación de puntos de recarga y equipos de backoffice como transformadores y convertidores de potencia, y además, tenemos la segunda mina de litio más importante de Europa, ubicada en Extremadura, que de explotarse podría proporcionar materia prima a las baterías de más de 10 millones de vehículos eléctricos.

¿Cuáles son sus objetivos?

El Gobierno ha establecido unos objetivos de implementación de vehículos eléctricos de 5 millones en 2030 y 100.000 puntos de recarga en los próximos cuatro años. Son objetivos alcanzables si además del esfuerzo que ya está haciendo la industria y el sector empresarial, desde las administraciones públicas se eliminan las barreras que lastren su desarrollo y se establecen los mecanismos de incentivos adecuados para promover su impulso.

¿La crisis del Covid en qué está afectando a esos objetivos?

La crisis sanitaria que estamos viviendo es dramática, pero si tuviera que sacar algo positivo de su impacto es que se ha acelerado la concienciación social respecto a la necesidad de reducir las emisiones contaminantes, el calentamiento global del Planeta e impulsar un modo de vida y actividad industrial más acorde a la convivencia con el medio ambiente, ya que no tenemos ni plan B ni Planeta B.

Ello implica que la movilidad eléctrica haya cobrado mayor significación como solución a la reducción de emisiones fruto del transporte, que es uno de los sectores difusos que mayor impacto está teniendo en el calentamiento del planeta.

¿Qué tipo de ayudas necesita este sector?

Las ayudas a la compra de vehículos y despliegue de infraestructuras de recarga siguen siendo necesarias, al igual que se están implementando en otros mercados internacionales, pero se necesita mayor ambición presupuestaria y establecer mecanismos para su tramitación y gestión más sencillos.

Al mismo tiempo, tan importante como las ayudas es el desarrollo de una reforma fiscal verde, adecuada a los objetivos de descarbonización del Acuerdo de París y del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

¿Están las administraciones públicas por la labor de sacarlo adelante? ¿Qué echan de menos?

El mayor desafío desde las administraciones es trabajar en cooperación con el tejido empresarial en una colaboración público-privada que permita despejar las barreras de la movilidad eléctrica, lo que implica también la necesidad de homogeneizar criterios y reglamentos que simplifiquen y potencien la circulación de los vehículos eléctricos.

No hay instrumento de la administración pública que ya no tenga claro que la movilidad eléctrica está aquí para quedarse y potenciarse, aunque existen diversas velocidades por parte de esas administraciones a la hora de plasmar ese impulso y por ello, una de las actividades fundamentales de AEDIVE es lograr superar esas barreras entre administraciones y empresas.

¿Y las empresas?, ¿están las empresas respondiendo a los retos de la nueva movilidad?

El sector privado lleva apostando desde hace tiempo por el impulso de la movilidad eléctrica, desde los fabricantes de vehículos, que están acometiendo reformas importantes y costosas en sus fábricas para adaptar sus procesos productivos al vehículo eléctrico, hasta las empresas especializadas en electrónica de potencia, que han desarrollado una industria potente de puntos de recarga y equipos asociados. Asimismo, desde el sector de los servicios, existe un tejido empresarial comprometido con el desarrollo de servicios de movilidad ligados al vehículo eléctrico y las compañías operadores de puntos de recarga están haciendo esfuerzos importantes para desplegar una red pública de recarga que permita el desarrollo del sector en sintonía con la llegada de nuevos modelos de vehículos eléctricos.

¿La nueva automoción es ya una realidad?

Sin duda. La movilidad y la automoción están sujetas a una revolución industrial, tecnológica y de servicios, con un enfoque claro hacia el vehículo eléctrico, conectado, compartido y autónomo. Eso implica repensar nuestra movilidad y analizar los medios que tenemos a nuestra disposición para poder desplazarnos e incluso, si es necesario que tengamos un vehículo en propiedad.

Hay que tener en cuenta que en España existe un parque avejentado de vehículos en torno a los 13 años de antigüedad y que, dentro de esa media, más de seis millones de vehículos tienen más de 20 años, lo que supone problemas importantes no solo medioambientales y de salud en lo que afecta a la calidad del aire, sino también de congestión en el tráfico y en ocupación de espacio público, ya que la mayoría de vehículos particulares permanece más del 80% de su tiempo estacionado.

¿Es la implantación de fábricas de baterías uno de los principales retos del sector?

Sin duda es un reto importante porque el objetivo pasa por tener una economía circular que aglutine en un entorno local como España todas las necesidades para el desarrollo industrial y tecnológico de la movilidad eléctrica. Disponemos de fabricación de vehículos eléctricos de diversa tipología, aunque el objetivo es que incrementemos ese volumen de fabricación. También de los componentes para esos vehículos. Además, disponemos de un tejido industrial potente en la fabricación de infraestructuras de recarga y contamos con una industria potente minera en España, ya que en Extremadura contamos con la segunda mine más importante de litio de Europa, aunque aún está sin explotar, además de otras minas de cobalto, níquel y otros metales raros que son esenciales para las nuevas tecnologías, entre ellas el vehículo eléctrico.

Si sabemos aprovechar todo ese potencial, España será un país muy atractivo para atraer la inversión necesaria para desarrollar una industria de baterías, algo que por otro lado ya se está trabajando y existen potenciales proyectos que podrían implementarse en España.

 

Al timón

Nacido y criado en Estados Unidos, Arturo Pérez de Lucia estudió Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid y durante más de 20 años dirigió diversas publicaciones profesionales en las áreas de la eficiencia energética, logística, arquitectura sostenible y movilidad sostenible. Además, ha sido director de Comunicación y Marketing de Ingenierías Energéticas y desde 2011 dirige AEDIVE, desde sus orígenes. Entre sus aficiones destaca el submarinismo y el boxeo, que practica desde los 12 años. Entre sus escritores favoritos figuran los españoles Carlos Ruiz Zafón e Ildefonso Falcones, y le entusiasman las aventuras de Robert Langdon que plasma en sus ‘best sellers’ el escritor Dan Brown.

Por qué el 2020 será el año de la movilidad eléctrica (si el coronavirus lo permite)

Arturo Pérez de Lucia - AEDIVE
Tribuna de Opinión – Arturo Pérez de Lucia, Director Gerente de AEDIVE, publicada por Instaladores 2.0

 

No es posible hacer una proyección de mercado en cualquier sector de actividad sin que el arranque venga precedido por la incertidumbre que está generando la propagación del coronavirus y sus consecuencias, no ya sólo para la salud de las personas, sino también para la economía a escala local y global. En cualquier caso, en lo que atañe a la movilidad eléctrica, las matriculaciones arrancaron en 2020 con fuerza en los meses previos a las consecuencias de la pandemia y han seguido aumentando —a excepción de los meses de confinamiento— en julio, agosto y septiembre, si bien los ratios de crecimiento en el año no serán los previstos en enero pasado.

A la espera de ver cómo afectará a este crecimiento a final de año la realidad sanitaria que nos invade, existen diversos factores que están poniendo los mimbres para que la movilidad eléctrica dispare sus cuotas de mercado en España y en el resto de Europa como hasta ahora nunca se había visto.

La legislación comunitaria establece que el 95 % de todos los vehículos que matricule cada fabricante en Europa en 2020, deberá emitir de media 95 g de CO2 por kilómetro, en vez de los 130 g de CO2 actuales; en el 2021 será el 100 % de los vehículos matriculados y en años sucesivos, esa media se irá reduciendo hasta los 65 g/CO2 en 2030.

«Existen diversos factores que están poniendo los mimbres para que la movilidad eléctrica dispare sus cuotas de mercado en España»

Ello va a suponer que el número de matriculaciones de vehículos eléctricos tendrá que incrementarse exponencialmente, ya que será la única opción para no sobrepasar esa media y evitar enfrentarse a multas que podrían ser millonarias, dado que por cada gramo adicional por encima de los 95 g/CO2, habrá de multiplicarse 95€ por la suma total de vehículos matriculados (salvo ese 5 % de gracia en 2020).

Los proyectos ya ejecutados más los que se están llevando a cabo y los que se implementarán en breve por parte de los operadores de recarga, nos llevan a concluir que en España existirá, a finales de 2020, una red básica de puntos de recarga rápida con distancias entre los 100 y los 150 kilómetros. Gracias a ella se podrá eliminar el problema de la ansiedad de autonomía para poder viajar con los modelos eléctricos que ofrece el mercado hoy en día, que cuentan con autonomías entre los 200 y los más de 400 kilómetros. Aun así, España está muy por debajo de otros países en el desarrollo de infraestructuras de recarga y habrá de trabajar en un despliegue que dé respuesta a los objetivos de crecimiento del parque cero emisiones, previsto por el Gobierno en 5 millones de vehículos eléctricos en 2030.

«El papel de las empresas y profesionales instaladores va a ser decisivo para lograr que las infraestructuras de recarga estén ejecutadas con las máximas garantías de seguridad industrial»

En los próximos meses, el portafolio de vehículos eléctricos disponibles en el mercado de la compraventa experimentará un crecimiento considerable, con la llegada de muchos modelos que ya se encuentran disponibles, a punto de comercializarse o en sus últimas etapas de desarrollo, y que ofrecerán autonomías entre los 200 y los más de 400 kilómetros, para toda clase de públicos.

El Gobierno ha dado luz verde al cierre al tráfico del centro de las ciudades de más de 50.000 habitantes a partir de 2023, mediante el establecimiento de zonas de bajas emisiones y la limitación del acceso a los vehículos más contaminantes.

Sin duda quedan más retos por superar, pero la década del 2020 al 2030 se presenta muy prometedora para la descarbonización del transporte y el desarrollo de la movilidad eléctrica, no sólo por su aportación como instrumento de sostenibilidad medioambiental, sino también de eficiencia energética en el impulso de las energías renovables la generación distribuida y el almacenamiento energético. Y en ese escenario, el papel de las empresas y profesionales instaladores va a ser decisivo para lograr que las infraestructuras de recarga estén ejecutadas con las máximas garantías de seguridad industrial y para las personas y en la misma medida.

El director general de Industria abre mañana la presentación del “Cuaderno de recomendaciones” para reparar vehículos eléctricos

reparar vehículo eléctrico

El director general de Industria y Pyme, Galo Gutiérrez, abrirá mañana la jornada online “El coche eléctrico sí tiene quien lo repare” organizada por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM) y la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (AEDIVE), en la que se presentará el “Cuaderno de recomendaciones para reparación y mantenimiento de vehículos híbridos y eléctricos”, que será la referencia de los talleres españoles a la hora de abordar los modelos impulsados por energías alternativas.

Este documento, fruto del Grupo de Trabajo de Movilidad Eléctrica puesto en marcha por ambas entidades, se detallan desde los protocolos de recepción hasta los equipos necesarios para proporcionar los diferentes servicios pasando por la formación del personal, con el doble objetivo de facilitar la adaptación del sector posventa a este nuevo mercado y despejar incertidumbres a los usuarios que dudaban de la cualificación de los talleres, contribuyendo al impulso de la electromovilidad en España.

La jornada, de una hora de duración, contará con la presencia del director general de AEDIVE, Arturo Pérez de Lucia y del director corporativo de Ganvam, Jaime Barea. Además, se completará con la participación del experto en movilidad, Gonzalo de Miguel, que descubrirá si somos un país pionero analizando qué están haciendo al respecto nuestros vecinos europeos; y del director de Ventas Equipamiento de Taller y Asistencia Técnica de Robert Bosch España, Vicente de las Heras, que aportará la experiencia de la red Bosch Car Service en la reparación y mantenimiento de estos vehículos alternativos.

INSCRÍBETE AQUÍ

 

Webinar Ganvam-Aedive: El coche eléctrico sí tiene quien lo repare

Webinar Ganvam - AEDIVE coche eléctrico

Ganvam y Aedive te invitan el próximo día 6 de octubre a las 11h a la jornada virtual «El coche eléctrico sí tiene quien lo repare« en la que, apoyados por el Ministerio de Industria, presentarán el «Cuaderno de recomendaciones para reparación y mantenimiento de vehículos híbridos y eléctricos» que será la referencia de los talleres españoles a la hora de abordar los modelos impulsados por energías alternativas.

En él se detallan desde los protocolos de recepción hasta los equipos necesarios para proporcionar los diferentes servicios pasando por la formación del personal, con el doble objetivo de facilitar la adaptación del sector posventa a este nuevo mercado y despejar incertidumbres a los usuarios que dudaban de la cualificación de los talleres, contribuyendo al impulso de la movilidad eléctrica en España.

La jornada, que estará encabezada por el director general de Industria y Pyme, Galo Gutiérrez, se completará con la participación del experto en movilidad, Gonzalo de Miguel, que descubrirá si somos un país pionero analizando qué están haciendo al respecto nuestros vecinos europeos; y con el director de Ventas Equipamiento de Taller y Asistencia Técnica de Robert Bosch España, Vicente de las Heras, que aportará la experiencia de la red Bosch Car Service en la reparación y mantenimiento de estos vehículos alternativos.

¡No te quedes sin tu plaza!

 

INSCRÍBETE AQUÍ

 

Frente a la caída general del mercado, la movilidad eléctrica en España crece un 283% en agosto

matriculaciones vehículos eléctricos_AEDIVE
  • Todo ello a pesar de que hasta la fecha solo la Comunidad Valenciana y la Comunidad de Madrid han activado las ayudas del MOVES 2020

El crecimiento de la movilidad eléctrica en España contrasta con la caída general de las matriculaciones. Así, las de vehículos eléctricos puros de todo tipo subieron un 283,4% en agosto, hasta alcanzar las 3.569 unidades, según datos de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE) y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM). Si nos fijamos solo en los turismos, agosto registró un total de 1.310 unidades matriculadas, lo que supone un 175% más, concentrando ya el 1,9% del total de turismos matriculados.

Matriculaciones de vehículos eléctricos puros agosto 2020_fuente AEDIVE - GANVAM
Matriculaciones de vehículos eléctricos puros. Fuente AEDIVE – GANVAM

Ocho de cada diez matriculaciones de ciclomotores eléctricos, para alquiler

matriculaciones VE agosto 2020Tras los turismos, el mercado de las dos ruedas se alza como el mayor trampolín para impulsar la movilidad eléctrica. En concreto, el 50,5% de las matriculaciones de eléctricos en agosto correspondieron a ciclomotores, lo que supone un 668% más, con un total de 1.805 unidades matriculadas, de las que el 84% se destinaron a iniciativas de movilidad compartida. Las motocicletas, con 277 unidades matriculadas, subieron un 346% durante el mes pasado.

Por otro lado, los datos ponen de manifiesto que actividades como el reparto de mercancías en entornos urbanos también se alza como una vía para incorporar la electromovilidad en el parque español. De hecho, las matriculaciones de furgonetas eléctricas sumaron un total de 157 unidades en agosto, lo que supone un 10,6% más.

Sin embargo, la electrificación de las flotas de transporte urbano colectivo se hace esperar. Durante el pasado mes de agosto, las matriculaciones de autobuses eléctricos apenas registraron una unidad. Esto supone que en lo que va de año acumulan un descenso del 60,4%, con un total de 21 unidades.

Por canales, el efecto MOVES, que permite a los particulares beneficiarse de incentivos a la compra desde el pasado mes de junio, ha impulsado las ventas de vehículos eléctricos de todo tipo en este canal un 205,7% durante el pasado mes, con un total de 1.012 unidades. Si nos fijamos solo en los turismos eléctricos, los conductores privados se han hecho con 575 unidades (+246%), lo que supone concentrar el 43% de las matriculaciones de este tipo de eléctricos.

Por su parte, las empresas, como deben esperar a que las autonomías publiquen en sus boletines regionales los respectivos planes con el reparto de las ayudas y los mecanismos para solicitarlas, han crecido a un ritmo menor, ya que hasta la fecha solo la Comunidad Valenciana y la Comunidad de Madrid las han puesto en vigor. En concreto, las matriculaciones de vehículos eléctricos de todo tipo destinados a flotas subieron un 76,6% en agosto, con 883 unidades, de las que 683 correspondieron a turismos (+125%).

En opinión del presidente de Ganvam, Raúl Palacios, “en un contexto en el que las empresas están siendo un catalizador para transformar la movilidad, como se está viendo en el aumento de las matriculaciones de furgonetas eléctricas para el reparto de última milla, las administraciones regionales deben acompañar y acelerar la tramitación del MOVES para que se matriculen flotas eléctricas beneficiándose de las ayudas. Ayudaría a insuflar confianza en un momento en el que los rebrotes del coronavirus la socavan y evitaríamos alterar el buen ritmo que está llevando el mercado del vehículo eléctrico”.

Según el director general de AEDIVE, Arturo Pérez de Lucia, “incluso con el parón provocado por el coronavirus, los datos muestran crecimientos acumulados sustanciales que ponen a España como uno de los vectores para que Europa consiga registrar en 2020 el millón de unidades vendidas en un año por primera vez;  y a ello se suma el impulso de otros mercados como el de la infraestructura de recarga, que en España cuenta con una potente industria con presencia nacional e internacional”.

ANFAC firma un acuerdo de colaboración con AEDIVE para el impulso de la movilidad eléctrica

Arturo Pérez de Lucia AEDIVE + José López Tafall ANFAC
  • Las asociaciones se comprometen a colaborar conjuntamente en el desarrollo de la movilidad eléctrica y su ecosistema

La Asociación Española de Fabricantes de Vehículos y Camiones (ANFAC) ha firmado un convenio de colaboración para el impulso de la movilidad eléctrica con la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (AEDIVE), de cara a potenciar el ecosistema eléctrico de la movilidad del futuro, una de las prioridades recogidas en su Plan estratégico AUTO 2020-40, y en donde la colaboración con otros agentes va a ser clave para su desarrollo. “La involucración de todos los agentes implicados en el futuro ecosistema español de la movilidad eléctrica es necesaria porque todos tenemos un papel que jugar y la colaboración público-privada va a ser clave para avanzar en esa electrificación”, señalaron las asociaciones.

ACUERDO CON AEDIVE

ANFAC y AEDIVE firman así un acuerdo de intenciones para la colaboración, entendiendo que el vehículo eléctrico y su ecosistema está cobrando cada vez un mayor protagonismo en las estrategias locales, regionales, nacionales e internacionales para abordar los retos, pero también las oportunidades, de un mercado que pone en valor la automoción y la energía como sectores estratégicos. Las asociaciones entienden que, en este entorno y dada la importancia de colaborar en este ecosistema, se dan las sinergias necesarias para que ANFAC y AEDIVE puedan colaborar en todo lo que les atañe alrededor de la electrificación del transporte.

Las asociaciones crearán, a tal efecto, una Mesa de Trabajo bilateral que aborde las líneas de actuación concretas objeto de este acuerdo, entre las que figuran desarrollar propuestas regulatorias para fomentar la movilidad eléctrica, impulsar las infraestructuras de recarga, fomentar la interoperabilidad de la infraestructura o el impulso de la recarga inteligente y la generación distribuida.

AEDIVE y Latam Mobility se unen para el impulso de la movilidad eléctrica en Iberoamérica

Latam Mobility
  • Ambas entidades pondrán el foco en la formación profesional y en la información del mercado de la eMovilidad
  • Un informe de la ONU destaca el interés creciente de la ciudadanía en América Latina y el Caribe en la adopción de tecnologías limpias para el transporte

Acelerar la llegada de la movilidad eléctrica en la región de Latinoamérica y El Caribe; promover ecosistemas de innovación; poner en valor las capacidades industriales, tecnológicas y de servicios en la eMovilidad en ambos lados del Atlántico; contribuir a la acción climática; facilitar la política pública y el marco legal e impulsar las oportunidades de negocio, competitividad y empleo que generará este mercado entre los países iberoamericanos son los principales objetivos del acuerdo de colaboración que han firmado la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (AEDIVE) y la comunidad latinoamericana de movilidad sostenible (Latam Mobility), por el que ambas entidades llevarán a cabo acciones conjuntas y generarán sinergias para la comunidad empresarial y los profesionales del sector.

“Esta alianza es un paso sin precedentes para el desarrollo de la movilidad sostenible en Iberoamérica. Desde Latam Mobility hemos sido pioneros en el impulso de la transformación de la movilidad en Latinoamérica, por eso nos sentimos muy orgullosos de poder colaborar con una entidad tan respetada y referente a nivel internacional como AEDIVE. Gracias a la unión de estas dos entidades líderes, incrementaremos la efectividad de nuestras acciones y conseguiremos potenciar las sinergias a nivel regional para acelerar la adopción de políticas a favor de la movilidad sostenible cero emisiones” declaró Rebeca Gonzalez, Cofundadora de Latam Mobility.

Por su parte, Arturo Pérez de Lucia, manifestó que el acuerdo con Latam Mobility refuerza la apuesta de AEDIVE por el mercado de Latinoamérica y El Caribe con el objetivo de impulsar el potencial de la cadena de valor industrial, tecnológica y de servicios de la movilidad eléctrica en España y Portugal hacia mercados emergentes que, sin duda, van a crecer de forma exponencial en la próxima década.

Según el último informe anual “Long-Term Electric Vehicle Outlook“ de Bloomberg NEF, los vehículos eléctricos representarán el 58% de las ventas mundiales de coches nuevos en 2040, así como los vehículos eléctricos de 2 ruedas – excluidas bicicletas – representarán el 47% del total. Estamos seguros que con esta alianza contribuiremos a incrementar estas previsiones y a acelerar la apuesta por un crecimiento sostenible y una mayor calidad de vida en nuestros países.

En la región de América Latina y El Caribe, alrededor de 100 millones de personas reside en ciudades con mala calidad del aire, donde el transporte terrestre constituye una de las principales fuentes de contaminación, según el último informe de Movilidad Eléctrica del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), que señala que la descarbonización del transporte a través del despliegue de la movilidad eléctrica surge como una solución eficaz para transformar el sector, mejorar la calidad de vida en la región, proteger la salud humana y contribuir al cumplimiento de los compromisos climáticos suscritos por los países en el marco del Acuerdo de París.


Sobre Latam Mobility: (http://www.latamobility.com)

Latam Mobility es la comunidad latinoamericana de movilidad sostenible. Gracias al esfuerzo y apoyo de las principales entidades públicas y privadas de la región hemos conseguido impulsar la transformación de nuestra realidad urbana y consolidar una red que cuenta con más de 150 aliados y de la que forman parte miles de ejecutivos. Hemos emprendido un camino innovador hacia la nueva era de la sostenibilidad en el transporte y queremos que las principales organizaciones a nivel local, regional e internacional, y todos aquellos que deseen generar un impacto significativo en la sociedad se unan a esta iniciativa.

Formamos parte de la principal red de networking y generación de valor de Latinoamérica, Invest in Latam, en la que se integran iniciativas tan relevantes como Latam Smart Energy en el ámbito de la transformación energética y Latam Women en el ámbito de la sostenibilidad.

AEDIVE pone en valor a las infraestructuras de recarga de vehículo eléctrico como parte de la nueva industria de la Automoción

recarga vehículo eléctrico
  • AEDIVE participó en la Mesa de la Automoción organizada por MINCOTUR y MITECO

La Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica, AEDIVE, ha participado este lunes en la primera reunión de la Mesa de la Automoción convocada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, junto con el Ministerio para la Transición Ecológica, donde ha puesto en valor el vehículo eléctrico como eje de sostenibilidad en la movilidad pero también de eficiencia energética, y ha destacado el papel de la cadena de valor de las infraestructuras de recarga del vehículo eléctrico como parte de la nueva industria de la Automoción.

Asimismo, durante la reunión y en presencia de la Ministra de Industria, Reyes, Maroto, la Secretaria de Estado de Energía Sara Aagesen y el Secretario General de Industria Raúl Blanco, AEDIVE ha puesto de relieve la creciente importancia de industria de las dos ruedas eléctricas, que no solo fabrica en España y para España, sino que también exporta a mercados internacionales; ha destacado el desarrollo que se está llevando a cabo de proyectos de fabricación de vehículos eléctricos en España y con órganos de decisión en nuestro país, y el impulso de proyectos de movilidad eléctrica conectada y autónoma con empresas asociadas, en diversas ciudades españolas.

Finalmente, el director general de AEDIVE ha destacado en su intervención la importancia de los proyectos mineros en España, asociados al litio como eje para el desarrollo industrial de alto valor añadido, así como la industria asociada a la segunda vida de las baterías, que cada vez resulta más importante y necesaria como parte de la economía circular.

AEDIVE ha participado en la reunión junto con otras asociaciones sectoriales, gobiernos regionales y organizaciones sindicales, donde ha puesto de manifiesto que la movilidad eléctrica es un eje de desarrollo alineado con los objetivos de la Comisión Europea y del propio gobierno de España y que cuenta en nuestro país con una industria de turismos, furgonetas, autobuses, camiones, motocicletas, ciclomotores y patinetes eléctricos.

En la reunión ha participado el comisario para el Mercado Interior de la UE, Thierry Bretón, quien ha señalado que cada país europeo debe presentar antes de octubre sus propuestas asociadas al recientemente presentado plan de recuperación Next Generation EU, dotado con 750.000 millones de euros.

Asimismo, ha puesto el foco en el impulso del vehículo eléctrico y sus infraestructuras de recarga, así como en la necesidad de apostar por la industria 4.0, la movilidad conectada, el almacenamiento energético y el hidrógeno, así como en la formación y en la reconversión, como oportunidad para modernizar la economía.

Debemos de reoxigenar nuestra economía, ha señalado Bretón, quien ha incidido en la necesidad de apoyar a los sectores más débiles y reforzar el futuro, “con el fin de ser líderes en movilidad limpia, conectada y en base a fuentes sostenibles”, ha dicho.

“Debemos avanzar rápido, no podemos esperar, pero no podemos hacerlo en solitario. No tenemos que financiar el pasado, sino el futuro”, ha sentenciado el comisario europeo.

La ministra de Industria, Reyes Maroto, se ha comprometido a presentar a la mayor brevedad una propuesta de trabajo para dar seguimiento a la Mesa de la Automoción, que podría volver a convocarse a finales de julio.

AEDIVE solicita a los gobiernos autonómicos agilidad en la tramitación de los MOVES de 2020

ayudas automoción
  • El objetivo es que no se pierdan en tramitaciones los meses previos a las vacaciones estivales para reactivar a la mayor brevedad el mercado

Tras publicarse el 17 de junio en el BOE la orden de bases del plan de ayudas MOVES II, dentro del Plan de Impulso de la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción, la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica, AEDIVE, ha remitido una carta a los diferentes gobiernos autonómicos y ciudades autónomas a través de EnerAgen, para solicitar agilidad en la tramitación y publicación, a la mayor brevedad, en los boletines regionales de los respectivos planes con el reparto de estas ayudas y los mecanismos para solicitarlas.

El 15 de febrero de 2019 se publicó la orden de bases del MOVES I y las diversas Comunidades y ciudades Autónomas dispusieron de dos meses para tramitar sus respectivas ayudas, pero solo ocho regiones lo hicieron en tiempo y forma, siendo el País Vasco la primera, el 2 de abril, seguido de Melilla y Baleares, y posteriormente Comunidad de Madrid, Castilla y León, Galicia, Andalucía y Murcia.

El resto de las regiones se fueron incorporando al listado, pero fuera ya de plazo, mientras que la comunidad autónoma de Cantabria no llegó a hacer ninguna convocatoria de estas ayudas.

Para el MOVES de 2020, el Real Decreto publicado ayer establece que las convocatorias de las comunidades autónomas y ciudades de Ceuta y Melilla deberán efectuarse en un plazo de máximo tres meses desde su entrada en vigor, lo que supondría que, de agotarse ese plazo por parte de las diferentes regiones y ciudades autónomas, los planes de cada una de ellas estarían activados en septiembre de 2020.

Mediante el Real Decreto, ya se habilita a los usuarios particulares para que adquieran un turismo desde la entrada en vigor del RD y no desde la fecha de registro de solicitud, que es lo que aplica al resto de solicitudes, pero deben cumplir con el resto de requisitos, entre otros, tramitar la solicitud en la CCAA o ciudad autónoma correspondiente, por lo que es importante que se publique en el boletín regional correspondiente.

“No podemos perder más meses en la disponibilidad de las ayudas”, ha señalado el director general de AEDIVE, Arturo Pérez de Lucia, para quien “el MOVES2019 supuso una experiencia nueva tanto para le IDAE como para las diferentes Comunidades Autónomas, al enfrentarse a un plan que por primera vez trasladaba a los gobiernos regionales la gestión de los fondos que les correspondía a cada uno del plan de incentivos. Ahora, con la experiencia adquirida y tras las reuniones preparatorias del IDAE con los gobiernos regionales, entendemos que la publicación en los boletines de cada comunidad debería de ser mucho más ágil”.

Asimismo, el MOVES2020 incorpora mecanismos de flexibilidad que ayudarán a que sus fondos se consuman, toda vez que uno de los principales escollos, el achatarramiento obligatorio de un vehículo para obtener ayudas ha desaparecido en el plan de incentivos de este año, al tiempo que se ha incrementado el techo de precio de los vehículos eléctricos que entran en el plan y se ha flexibilizado el traspaso de fondos de una actuación a otra.

Debido a la situación de confinamiento vivida con el COVID19, el impulso de este plan MOVES2020 resulta crucial para poder acercar los objetivos de matriculaciones de vehículos eléctricos a lo esperado en este año -unas 65.000 matriculaciones- de cara a poder alcanzar los 5 millones de vehículos eléctricos en España en 2030.